Haz tu denuncia aquí

Tiran muro a puro abrazo

tres horas volvieron a estar juntas familias separadas por años

NACIONAL

·
CIUDAD JUÁREZ. Cristian y sus hermanas viven en Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas, dos ciudades hermanas donde las barreras puestas por el gobierno de Estados Unidos impidieron que durante 10 años pudieran abrazarse. Pero este sábado lograron vencer las fronteras. Por cuatro minutos, 250 familias como la de Cristian pudieron abrazarse cuando las puertas del muro fronterizo se abrieron en la zona de Anapra para reunir a unas tres mil personas, bajo el resguardo de la Patrulla Fronteriza y la Policía Federal, durante el encuentro Abrazos No Muros, organizado por la Red Fronteriza por los Derechos Humanos. “Emocionado, muy feliz”, describió Cristian, de 31 años, sus sentimientos al estar a punto de abrazar a sus dos hermanas junto a los barrotes del muro de acero de seis metros de alto, construido entre 2016 y 2017. La nostalgia de una mañana nublada y las horas de espera en el lugar que le llevó a la familia 192 de 250 pasar a abrazarse valieron la pena, aseguró. Fotos, abrazos, lágrimas de felicidad y nostalgia fueron inmediatos entre Cristian y sus familiares, que fueron separados no sólo por una playera blanca, para los provenientes de México, y una azul, para los habitantes de Estados Unidos, sino también con un cordón amarillo entre sus piernas. Después de una década de espera, las fotos y la memoria son la única oportunidad de inmortalizar el momento en el celular. “¿De qué color es la casa?” le preguntaba insistentemente su pequeño sobrino, quien pareciera que al vivir en EU deseaba conocer más sobre la vida de Cristian, antes de que lo llenara de besos y abrazos al separarse.  
Esta vez no lo hicimos en el río, pero lo estamos haciendo aquí y este es un muro que representa lo peor de la política migratoria, es un muro que representa el racismo que existe en Estados Unidos (…) y es precisamente en este muro donde estamos juntando a cerca de 250 familias”, dijo Fernando García, director de la Red.
El activista destacó la buena voluntad de la Patrulla Fronteriza del sector El Paso, para que pudiera abrirse la puerta y durante cerca de tres horas pudieran borrarse las fronteras entre ambos países.   Por HERIKA MARTÍNEZ PRADO

Temas