Haz tu denuncia aquí

Exigen justicia por feminicidios en Edomex; señalan fallas en procesos

NACIONAL

·
La primera manifestación en el gobierno de Alfredo del Mazo Maza fue para exigir justicia en el caso de dos feminicidios, el de Lupita Benitez Vega y el de la niña Fátima Quintana, ambos de los más cruentos que se hayan registrado en la historia estatal reciente, pues ambas fueron apuñaladas hasta la muerte y expuestas a una gran agonía por parte de sus victimarios. Familiares, vecinos y amigos se plantaron en la Plaza Cívica y, frente al palco que ocupa desde el sábado pasado el ejecutivo estatal entrante, demandaron terminar con la dilación en estos casos, pues denunciaron revictimización por parte de autoridades, así como fallas en el proceso judicial, ya que en el caso de Fátima Quintana, uno de los asesinos fue puesto en libertad por una juez local. Portando enormes lonas y pancartas, los amigos y vecinos de Lupita llegaron procedentes de Nicolás Romero, para plantarse frente a la sede del Poder Ejecutivo en Toluca y a grito vivo exigir un alto a la impunidad. Juana Isabel Benitez, hermana de Lupita, una joven madre de solo 21 años de edad, apuñalada por su pareja, aseguró en entrevista que no hay avance en este caso ni en el de otros feminicidios registrados en el Estado de México, donde, aseguró, los ministerios públicos asignados no hacen investigación o la bloquean, no presentan pruebas, no reciben declaraciones “claves” y en suma dilatan los asuntos como si entraran en una especie de negociación de los mismos.

Eruviel presume 95 sentencias por feminicidios en 6 años; en 2016 hubo 263

Entrevistada sobre su percepción en torno al tratamiento que se da en los feminicidios del Estado de México, Benitez refirió que prevalece una gran indolencia por parte de las autoridades responsables y funcionarios gubernamentales en general, así como dilación en prácticamente todos los casos. Algo similar denuncio Lorena Gutiérrez, madre de la niña Fátima, quien con solo 12 años y ocho meses, fue torturada, violada y asesinada por tres sujetos, uno de los cuales fue puesto en libertad por una juez que omitió tomar en cuenta las pruebas aportadas por la familia y vecinos, entre las cuales se incluyen fotografías de la ropa ensangrentada de los homicidas y fotografías, que sorprendentemente no ofreció el Ministerio Público del caso, pese a que las tuvo en su poder todo el tiempo. Fátima fue asesinada hace ya dos años y siete meses y como resultado de ello, su familia fue desplazada debido a los actos de revictimización que han venido padeciendo sistemáticamente por parte de las autoridades mexiquenses y de la familia de los victimarios.

BUSCAN REFUGIO EN CANADÁ

Lorena Gutiérrez informó que ella, su esposo y sus tres hijos, solicitaron refugio al gobierno de Canadá, ya que han sido sistemáticamente revictimizados por las instituciones mexiquense y forzados por la violencia a buscar alternativas para mejorar su situación. Para la familia de Fátima, México y el Estado de México ya no son opción, dado los altos niveles de violencia, inseguridad e impunidad imperante para las víctimas de delitos.

En la CDMX miles de mujeres marcharon por la muerte de Mara Fernanda Castilla

Lorena Informó que hasta el momento no han recibido ninguna respuesta del gobierno canadiense, pero por lo pronto ya abandonaron el Estado de México y cambiaron su residencia, debido al miedo que enfrentan de ser de nuevo víctimas de represalias por parte de amigos y familiares de los victimarios de su hija. Por Ma. Teresa Montaño  

Temas