Diez estados desvían 5.9 mil millones de pesos

NACIONAL

·
Los gobiernos estatales del Estado de México, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Tabasco, Michoacán, Nuevo Léon, Yucatán y Baja California concentran el mayor monto de irregularidades y observaciones sobre el destino de los recursos federales que reciben en materia de salud. De acuerdo con los resultados de la Cuenta Pública 2016, estas 10 entidades, gobernadas por priistas, panistas, perredistas y del Verde Ecologista, tienen un pendiente por aclarar de 5.9 mil millones de pesos. Por ejemplo, el Estado de México, gobernado todavía por el priista Eruviel Ávila, es la entidad con más monto por aclarar: mil 270 millones 224 mil pesos. "En el ejercicio de los recursos, el gobierno del Estado de México incurrió en observancias de la normativa, principalmente en materia de transferencia, ejercicio, destino y transparencia de los recursos, lo que generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de mil 270 millones 224 mil pesos", especifica la auditoría. En ese sentido, se concluyó que esta entidad no dispone de un sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en irregularidades. El mismo esquema se repitió en Veracruz, durante el último año de gobierno de Javier Duarte, hoy preso en Guatemala. De acuerdo con la ASF, se estima una posible recuperación de 920 millones 435 mil 600 pesos. En Oaxaca, durante el último año del aliancista Gabino Cué, el faltante es de 856 millones 950 mil 300 pesos. La principal problemática que encontraron los auditores está en la transferencia de los recursos y la falta de documentación que acrediten dichos gastos.
En Chiapas, con el gobierno de Manuel Velasco, también hay un faltante de 684 millones 853 mil pesos. Estas irregularidades se repiten, pues el año pasado la misma ASF señaló observaciones millonarias. Tabasco, una entidad gobernada por el perredista Arturo Núñez, también registró "inobservancia" en la normatividad vigente y al 31 de diciembre de 2016 no había solventado 407 millones de pesos. "Se registraron igualmente incumplimientos de las obligaciones de transparencia sobre la gestión del fondo". En este listado de las 10 entidades con más montos por aclarar en el destino de los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASS), destaca Baja California, gobernada por el pianista Francisco "Kiko" Vega. En esta entidad se determinaron recuperaciones probables por 171 millones 502 mil pesos.
  Por Francisco Nieto.