Aldesa sabía sobre los riesgos en Paso Express; los ignoraron

NACIONAL

·
La constructora Aldesa, responsable de la construcción del Paso Express de Cuernavaca fue señalada en varias ocasiones, por el gobierno de Morelos, presidencias municipales y vecinos, por los defectos en la construcción de la obra federal que iban desde hundimientos, encarchamientos, falta de señalamientos, pavimento endeble y entradas y salidas para los autos que resultaban peligrosas.  
https://www.youtube.com/watch?v=YwxB4rUAqJw
  En un comunicado, la empresa secundó la explicación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sobre que fueron las lluvias intensas las que provocaron el socavón. "Fue ocasionado por la erosión de una alcantarilla afectada por el exceso de basura y la acumulación extraordinaria de agua de las intensas lluvias. "La alcantarilla y drenaje cruzan a más de 15 metros de profundidad por debajo de la autopista y no formaron parte de los trabajos de la construcción de la obra", informó Aldesa.
Oficios y funcionarios informaron que la empresa entregó la obra sin la señalética básica y el resultado fue la muerte ayer de dos personas, debido al reblandecimiento de tierra que derivó en un socavón de cinco metros de profundidad. Desde el 3 de abril pasado, es decir, días antes de su inauguración a cargo de autoridades federales, funcionarios de Morelos llevaron a cabo un recorrido por el Libramiento de Cuernavaca Paso Expréss en el que participó José Luis Alarcón Ezeta, director de la SCT Morelos, Francisco Javier Bermúdez Alarcón, coordinador de Protección Civil estatal y Víctor Manuel Chávez Arizmendi, director de Emergencias y Desastres de la misma dependencia. Ahí se dio cuenta de las fallas que presentaba el tramo carretero y en una minuta firmada por las autoridades estatales y federales se llegó a varios acuerdos, entre los que se incluía instalar más defensas metálicas en zonas de riesgo previamente identificadas, limpieza de las rejillas de los colectores pluviales, aumentar la señalética de velocidad máxima y de entradas y salidas, así como la alineación de las barreras de concreto en carriles confinados.
El 31 de mayo la Secretaría de Gobernación de Morelos solicitó un plan de “mejora en el paso Expréss”. Sería a finales de julio cuando se daría inicio, de parte de la constructora, a la solventación las observaciones. “Existen algunas responsabilidades que se tienen que asumir por parte de las autoridades correspondientes”, dijo Bermúdez. Sin embargo, el gobierno estatal no fue el único que advirtió de los riesgos por la filtración de agua de lluvia.
El 30 de junio se enviaron oficios por parte de la Ayudantía Municipal de Chipitlán, en el que urgían que los responsables de la obra solventaran los problemas enlistados, “el muro que se levantó en esa área está a punto de colapsar”.   [caption id="attachment_50374" align="aligncenter" width="816"] Jairo Ramírez.[/caption]   Tras el incidente, Protección Civil, Caminos y Puentes Federales (Capufe) y el Colegio de Ingenieros, realizarán peritajes para determinar las responsabilidades correspondientes, aseguró el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza. “Se deslindarán responsables. Si hay responsabilidad de la empresa tendrá que responder. Si hay una falla de construcción, afrontarla, si hay un problema que no se haya previsto, también afrontarlo, eso es lo que tiene que proceder y eso estamos haciendo”, aseguró.  

Padre e hijo iban al trabajo

Alrededor de las cinco de la mañana salieron de su casa ubicada en la colonia Alcapiri, en el municipio de Emiliano Zapata.
Juan Mena López tenía 59 años y era tablajero. Su hijo, Juan Mena Romero, chofer y repartidor de pollos; tenía 33 años, divorciado y con dos pequeños, uno de seis años y otro de cuatro. Se dirigían a la localidad de Jiutepec, a su centro de trabajo. Desde hace 80 días habían trazado su ruta sobre del Paso Expréss de la autopista México-Cuernavaca; sin embargo, ayer el vehículo en el que se trasladaban cayó en el socavón que se abrió en el kilómetro 93 de la autopista debido al reblandecimiento de la tierra. La unidad se encontró a cinco metros de profundidad, después de cuatro horas de intervención con maquinaria pesada; el gobierno federal señaló que indemnizará a los familiares. Autoridades de Emiliano Zapata notificaron a Soledad Romero, esposa y madre de las víctimas.  
Por Juan L. Ramos y Frida Valencia