Tuzobús rueda hacia el fracaso

NACIONAL

·
A pesar de que el gobierno de Hidalgo invirtió mil 100 millones de pesos en la construcción de la primera troncal del Sistema Integral de Transporte Masivo de la Zona Metropolitana de Pachuca (Sitmah) conocido como Tuzobús, este es un servicio de movilidad deficiente que presenta un déficit de traslados de 61.2 por ciento, pues sólo se registran 35 mil viajes al día en un sistema de transporte planeado para atender 90 mil.
Esto significa que menos de la mitad de la población prevista ha utilizado este transporte, lo que representa pérdidas por 440 mil pesos cada día, unos 13 millones 200 mil pesos al mes. A menos de un mes de su inauguración, en agosto de 2015, los usuarios del Tuzobús rechazaron su uso por considerarlo más lento en el traslado de un punto a otro, además de que consideran que su costo es superior comparado con el transporte concesionado.
En total 20 rutas del transporte público desaparecieron y en su lugar el Tuzobús se encargó de la movilidad de la zona sur de la capital hidalguense. No obstante, el tiempo de traslado se incrementó hasta en el doble y el precio de la tarifa aumentó de 6.50 a 8 pesos.   Además, en las estaciones el usuario tiene que transbordar para tomar una “camioneta alimentadora” que recorre las colonias anexas, lo que antes se hacía en unidades urvan, y que implicó un alza en el gasto de los usuarios de 20 por ciento. Asimismo, la falta de unidades de Tuzobús para atender a la población en las horas de mayor demanda, como son el ingreso y la salida de escuelas y centros laborales, provocó mayores molestias. El proyecto original consideraba el uso de unidades Dina para 140 personas, similares a las del Metrobús de la Ciudad de México, pero el gobierno estatal determinó que se emplearían autobuses Mercedes Benz, con capacidad para 80 personas. Sólo se adquirió 41. Cuando el ex gobernador Francisco Olvera Ruíz anunció su Plan Estatal de Desarrollo 2016, aseguró que el Tuzobús contaría con al menos dos troncales terminadas al finalizar su gobierno, lo que beneficiaría a cerca de 450 mil personas. Pero ante las deficiencias y las críticas por su poca capacidad para transportar usuarios, Francisco Olvera reconoció en su último informe de gobierno que el Tuzobús no había cumplido con su objetivo principal. Al ganar las elecciones, en junio del año pasado, Omar Fayad anunció que no continuaría con la construcción de nuevas troncales del Tuzobús, al confirmar su deficiencia, por lo que también anunció que investigaría la viabilidad de continuar con el primer troncal.  
Por José García

Temas