Detienen a presidente municipal de Michoacán por delitos federales

Detienen a presidente municipal de Michoacán por delitos federales
Javier Hernández Rivera presidente municipal de Jungapeo y cinco policías municipales a su cargo, fueron detenidos este miércoles para ser investigados por delitos federales como la privación ilegal de la libertad de dos personas y homicidio doloso, según informó este miércoles la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).
La dependencia dio a conocer que fue cumplimentada una orden de aprehensión en contra de los servidores públicos, liberada por el juez de Control, luego que el pasado 18 de junio fue interpuesta una demanda penal por el secuestro de Adelaida O., y su padre Wenceslao O.
“Durante el trabajo de investigación fueron localizados los cuerpos sin vida de las dos personas que habrían sido privadas de la libertad, quienes estaban enterradas de manera clandestina en el panteón del poblado La Mora, en esa misma localidad”, según refirió la dependencia.
“Al llevar a cabo la exhumación de los cuerpos, se pudo conocer que se trata de las mismas personas que fueron reportadas como secuestradas, por lo que ya se realizan las actuaciones para determinar las causas de la muerte y la posible participación de los detenidos en este hecho”, explicó la PGJE en un comunicado de prensa.
El propio gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, señaló que Hernández Rivera era investigado por presuntos nexos con la delincuencia organizada.
“No voy a tolerar, sea quien sea, partido que sea, funcionarios del nivel que sea, se coludan y consientan a grupos delincuenciales que estén en su municipio, que haya tolerancia de los gobiernos municipales, pues nunca se hubiera llegado a esos niveles que se tuvieron en el pasado si los delincuentes no hubieran contado con el apoyo de los gobiernos, yo no lo voy a tolerar”, aseveró.
Al respecto, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona detalló que entre los cinco policías se encuentra el subdirector de seguridad pública.
Por Dalia Martínez

Compartir