Desempleo limita a los refugiados

NACIONAL

·
En México, sólo 68% de los refugiados consiguen un empleo y de ellos, nueve de cada diez trabaja en la informalidad, reveló el estudio Refugiados en México, de la respuesta humanitaria a la integración laboral, realizado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). De acuerdo con el documento, presentado en el marco del Día Mundial de los Refugiados, que se celebra este martes, 47 por ciento de la población refugiada en México que logró obtener un trabajo sufrió una pérdida de estatus laboral. Es decir, mientras que en sus países de origen tenían experiencia en áreas profesionales o capacitación técnica, en México sólo pudieron colocarse en actividades elementales como vendedores ambulantes, trabajadores de limpieza, meseros, almacenistas o ayudantes generales.
“En muchos casos las personas han tenido que viajar y salir de sus países de manera repentina y no han buscado previamente contactos y no tienen redes de apoyo familiar o amistades en México que les facilite la integración”, explicó Mark Manly representante de la ACNUR México. El estudio detectó cuatro barreras para que los refugiados logren integrarse plenamente, la principal es la falta de documentos para obtener un empleo, además de que quienes los tienen son discriminados, ya que los empleadores desconocen la documentación que hace legal su estancia. El que esta población residente en México no obtenga oportunidades laborales está relacionado con la necesidad de certificación de los conocimientos que poseen. Incluso, aquellos refugiados con potencial empresarial, tampoco tienen acceso a recursos para comenzar microempresas en el país.
  Por Iván Ramírez Villatoro