Haz tu denuncia aquí

Rockear sin mirar

NACIONAL

·
"¡El boleto nos salió en un ojo de la cara!", bromea Julián Landagaray, que es ciego, que es rockero y que no iba a perderse el concierto de Sir Paul McCartney en el Estadio Azteca. Julián llegó al concierto con amigos, también ciegos, a disfrutar la velada que ofreció el ex Beatle por más de tres horas a sus fans mexicanos, en su gira 'One on One'. "Nos encanta todo el rock, en general", dice Julián. "¿¡Qué no vinimos a 'ver' a Julión!?", bromea uno de sus amigos, mientras todos ríen. Julián estuvo en el mega concierto gratuito que McCartney ofreció en el Zócalo Capitalino en 2012; entonces aún veía.
"Estuve en el Zócalo hace cinco años el día en que tocó Paul McCartney... y todavía recuerdo lo que hicieron, cómo fue el concierto", agrega con añoranza, pues las imágenes regresan a su memoria.
"Yo llevo cuatro años así: ciego. He vivido varios conciertos así, ciego, incluso algunos muy cercanos al escenario. Me gusta mucho el rock progresivo y cuando vino Marillion en el Plaza Condesa, lo disfruté muchísimo". Son cuatro sentidos entregados a cada minuto de la velada. Sin ver, se puede disfrutar. "Creo que el ser humano es muy visual y todo lo encasillamos en que si no ves, no la pasas bien y no es así. Yo creo que nosotros los ciegos lo disfrutamos igual o hasta más, porque escuchamos otras cosas...olemos otras cosas (bromea)...aprendimos a pasarla igual de bien". Por suerte para Julián, las pruebas de audio dejaron una acústica tan nítida, que sería deseable cerrar los ojos e indagar en la melodía de cada pieza, hasta encontrar el sonido del emblemático bajo Hofner 500/1 de McCartney. Por Katya López

Temas