CHINA

Energía limpia avanza en el mundo: China utiliza granjas flotantes

China está utilizando granjas solares flotantes en su proceso de transformación sustentable

MUNDO

·
Buscan que generación de energía sea amigable con la pesca.

Los cambios en el mundo y el calentamiento global están obligando a las principales economías poderosas, como la China, a dar un vuelco a su imagen para convertirse en líderes y referentes en energía renovable.

Con el desarrollo de una granja solar flotante, la ciudad de Huainan, en la provincia de Anhui, ha explorado un modelo de desarrollo que combina la pesca con la industria fotovoltaica.

Sungrow Power Supply Co., compañía responsable de este desarrollo, dijo que la planta flotante puede generar hasta 40 megavatios por día, suficiente para abastecer a 28 mil personas.

La instalación se construyó sobre una laguna artificial profunda –de 4 a 10 metros– que se formó en las concavidades de una mina vecina, dedicada a la extracción de carbón, uno de los combustibles fósiles más contaminantes.

El gobierno chino trabaja en un plan para que en 2030, 40 por ciento de la energía producida provenga de fuentes renovables.
Por su parte, Singapur inauguró su granja solar flotante que se extiende por 45 hectáreas, lo que equivale a 45 campos de futbol, y la convierte en una de las infraestructuras fotovoltaicas más grandes de todo el mundo.

Esta planta consta de 122 mil paneles solares, con los cuales se tendrá la generación de 60 MWp, energía suficiente para alimentar a las cinco centrales de tratamiento de aguas.

En Europa, distintas naciones han comenzado a construir sus propios parques solares, por ejemplo; Holanda desarrolló su infraestructura cerca de Zwolle, en Países Bajos, sobre un lago de 18 hectáreas –una extensión equivalente a 25 campos de futbol– y produce 27.4 MWp, lo que supone 6% de las necesidades energéticas de la ciudad.

El año pasado España impulsó la primera planta fotovoltaica flotante, que busca soluciones para la instalación de paneles solares sobre la superficie de lagos. Tiene 12 mil m2 de superficie y consta de cinco sistemas flotantes adyacentes con capacidad cada uno para 600 módulos fotovoltaicos, y puede mantener una potencia total de mil 125 MWp.

En cuanto a su impacto en el medio ambiente, se ha comprobado que el desarrollo de estas plantas ayudan a reducir la evaporación de agua en los embalses y la mejora de la calidad del agua por el menor crecimiento de algas. Un obstáculo en las instaladas en mar adentro son las olas grandes, el salitre y la corrosión.

POR SAYURI LÓPEZ

dza