MUNDO

¿Qué dijo Kamala Harris durante su visita a la frontera entre México y Estados Unidos?

Este viernes, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, visitó la frontera de Estados Unidos con México. 

Foto: Twitter/@VP
Por
Escrito en MUNDO el

Kamala Harris es la primera vicepresidenta en la historia de Estados Unidos, esto tras ganar las elecciones presidenciales siendo la compañera de fórmula de Joe Biden, por lo que el 20 de enero del 2020 asumió el cargo. 

Harris también es la primera persona afroamericana y de descendencia india en tener el cargo de vicepresidenta. 

Este viernes, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, visitó la frontera de Estados Unidos con México

Harris, aterrizó en El Paso, Texas en Estados Unidos para revisar las instalaciones locales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y para reunirse con varias ONG en una ciudad donde el 83 por ciento de los habitantes hablan en español. 

Con esta visita, los demócratas pretenden marcar presencia en un bastión republicano y adelantarse a la visita anunciada para el miércoles del expresidente Donald Trump al muro fronterizo. 

Durante su visita la vicepresidenta enfrentó preguntas sobre cómo enfocaría su papel como emisaria del plan del presidente Joe Biden para apuntalar la región y disuadir la migración en el país vecino. 

Tras algunas semanas de críticas por parte de los republicanos y de algunos demócratas que argumentaban que el gobierno carecía de una estrategia clara en materia de migración, Harris aseguró que el gobierno se centrará en afirmar el control de sus fronteras, incluso si eso significa, por ahora, rechazar a aquellos que huyen de la persecución y la pobreza, mismos a los que la vicepresidenta prometió ayudar a largo plazo. 

Asimismo, Harris fue sincera al momento de abordar las causas fundamentales que impulsan a los migrantes a emprender el largo y peligroso viaje hacia el norte de Centroamérica, pese a los cientos de millones de dólares gastados por Estados Unidos para mejorar las perspectivas en la región. 

En Guatemala, anunció que en Estados Unidos ayudará a un panel anticorrupción que ha sido denunciado por el presidente Alejandro Giammattei, incluso frente al líder guatemalteco. 

Sin embargo, la vicepresidenta se hizo acreedora de más críticas luego de pedir a los migrantes de Guatemala que no fueran a Estados Unidos. "No vengan", dijo la vicepresidenta. 

Por ello, los defensores de la migración acusaron a la vicepresidenta de socavar la ley de inmigración y la promesa de Biden de restaurar un sistema de procesamiento de asilo en la frontera suroeste de Estados Unidos

Un día después, en la Ciudad de México, Kamala Harris se dijo segura de que su trabajo en Centroamérica tendrá un efecto positivo en la región. 

"El tema de las causas profundas no se van a resolver en dos días", dijo Harris. "No es un tema nuevo para Estados Unidos sentir las causas profundas en nuestras costas". 

Por otra parte, los cruces de menores y adolescente no acompañados se han disparado este año, el gobierno de Biden se ha apoyado en una norma de emergencia instituida por el presidente Donal Trump, la cual faculta a los agentes fronterizos a rechazar rápidamente a los migrantes sin darles la oportunidad de solicitar asilo. 

La orden fue implementada después del brote de Covid-19, lo que justifica las expulsiones como medida sanitaria para evitar la propagación del virus. 

Como senadora, Harris firmó una carta dirigida a otros demócratas en la que acusaba al gobierno de Trump de "malinterpretar sus facultades limitadas" bajo el Titulo 42 al emplear la regla para negar el paso a los solicitantes de asilo en la frontera. 

"¿Por qué este gobierno dice a los solicitantes de asilo que se queden en casa cuando tenemos el deber moral y legal de dar a los que están en peligro una oportunidad de buscar un refugio?", preguntó Lee Gelernt, abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, quienes están demandando al gobierno por su práctica de rechazar migrantes. "Esperemos que la política interna no sea una fuerza impulsora porque el asilo debe funcionar al margen de la política. 

Pese a que Estados Unidos ha estado en conversaciones con México para encontrar una solución referente a devolver a las familias migrantes que cruzan la frontera de Texas a las manos de las autoridades mexicanas, Kamala Harris dijo que no había discutido dicha situación con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

Aunque se ha mostrado dispuesta a hablar de las causas de la migración, Harris ha tropezado al hablar de la frontera, asimismo sus asesores han cuidado enfatizar que el foco central de la vicepresidenta en cuanto a la inmigración es lidiar con las causas. Por lo que ella ha estado buscando soluciones económicas y humanitarias para mejorar las condiciones de los habitantes de México y países centroamericanos. 

"Lo que sucede en la frontera es importante y está relacionado directamente con lo que sucede en Guatemala, El Salvador y Honduras. Está conectado directamente con el trabajo de lidiar con las raíces de la migración", dijo la vocera de Harris, Symone Sander. 

La vicepresidenta es acompañada en el viaje pro el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, el senador demócrata Dick Durbin y la representante demócrata  Verónica Escobar, que representa el distrito allí. 

Kamala Harris, no tenía planeado visitar la instalación de detención de migrantes en la base de Fort Bliss, que ha sido criticada por sus malas condiciones y acusaciones de abuso hacia algunos de los miles de albergados. 

Cuellar dijo la decisión de visitar El Paso es políticamente segura porque la mayoría de la actividad en la frontera ocurre más al sur. 

Por su parte, Domingo García, presidente de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), un grupo defensor de los derechos civiles, expresó su preocupación de  que la visita de Harris sea tardía e insuficiente. 

"Casi parece que están siendo forzados a hacerlo por las comunidades locales, además de los ataques de los republicamos desde la derecha", dijo García

Sin embargo; expresó  optimismo por que el viaje pueda ayudar al gobierno de Biden a corregir el curso sobre el asunto de la inmigración y mostrar un contraste con la oposición dura del gobierno de Trump

 

 

EFVE