¿Otra provocación? Corea del Norte podría estar preparando el ensayo de un misil balístico desde un submarino

Funcionarios estadounidenses detectaron el movimiento y se mantienen alerta ante cualquier posible amenaza

¿Otra provocación? Corea del Norte podría estar preparando el ensayo de un misil balístico desde un submarino
Pruebas de misiles implementadas por Corea del Norte. Foto: AP

A varias semanas de que se reportara que Corea del Norte lanzó varios misiles de corto alcance, a manera de provocación hacia la administración de Joe Biden, un grupo de expertos de Estados Unidos detectó que Pyongyang podría estar preparando una prueba de lanzamiento de un misil balístico desde un submarino (SLBM, por sus siglas en inglés). 

Los especialistas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), con sede en Washington, identificaron el movimiento tras analizar imágenes satelitales del astillero sur de la ciudad de Sinpo, en la costa oriental del país. Ahí observaron una barcaza con un banco de pruebas de misiles, sumergido en el agua. 

La información se dio a conocer a través de un comunicado publicado el pasado 6 de abril, donde se indica que: 

"Las razones probables de este traslado incluyen preparativos para una próxima prueba de misiles balísticos lanzados desde un submarino o el traslado del banco de pruebas para su mantenimiento, reparaciones o la instalación de equipos". 

Foto: CSIS

No obstante, se esclarece que ésta no es una prueba "inminente" de un SLBM, debido a que "no se ve ningún contenedor de misiles a bordo de la barcaza sumergible de pruebas". Por ende, aún no representa una amenaza, pero sí ha alzado una bandera roja para los expertos estadounidenses, quienes sostienen que el misil balístico podría ser Pukkuksong-4 o -5 y el cual podría representar "desafíos importantes" para el gobierno de Joe Biden así como para el del líder de Corea del Sur, Moon Jae-in

Esto ocurre luego de que, a finales de marzo, el mandatario norteamericano afirmara que su administración está preparada para reaccionar si Corea del Norte intensifica sus acciones. Asimismo, días después indicó, a través de Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, que no tiene intenciones de reunirse con Kim Jon-un en un futuro cercano. 

También, el gobierno de Washington declaró que está trabajando junto con los funcionarios de Tokio y Seúl para implementar estrategias adicionales en conjunto para hacerle frente a las provocaciones del país asiático. 

DFC


Compartir