Descubren fósil viviente debajo de la superficie de la Tierra

El fósil ha sobrevivido por más de 175 millones de años, incluso al fenómeno conocido como Pangea

Descubren fósil viviente debajo de la superficie de la Tierra
Foto: jbdodane / Flickr.

Un microbio que se alimenta de radiactividad ha estado en un punto muerto evolutivo durante más de 175 millones de años, según los investigadores.

Se trata de un fósil descubierto por primera vez a tres kilómetros de una mina de oro sudafricana, cuyo nombre científico es Candidatus Desulforudis audaxviator y que vive en bolsas llenas de agua dentro de rocas muy por debajo de la superficie, alimentándose de la energía creada en reacciones químicas causadas por la radiactividad natural en minerales.

El equipo de investigación, dirigido por el Laboratorio Bigelow de Ciencias Oceánicas en Estados Unidos, intentó comprender cómo este microbio evoluciona de forma aislada. Descubrieron otras poblaciones en Siberia y California: dos entornos muy diferentes que el equipo esperaba que dieran lugar a claras diferencias entre las poblaciones a medida que se adaptaban a su entorno.

El microbio superó el fenómeno de la Pangea

Pero cuando examinaron los genomas de 126 microbios de tres continentes diferentes, eran casi idénticos. El investigador descartó la contaminación cruzada y no encontró evidencia de que los microbios pudieran haber viajado largas distancias, ya que es poco probable que duren en presencia de oxígeno o sobrevivan en la superficie.

La mejor explicación que tenemos en este momento es que estos microbios no cambiaron mucho desde que sus ubicaciones físicas se separaron durante la ruptura del supercontinente Pangea, hace unos 175 millones de años” explicó uno de los investigadores. 

La mayoría de las bacterias estudiadas, como E. Coli, se adaptan increíblemente rápido a los cambios ambientales (como los antibióticos, por ejemplo). Pero este estudio sugiere que no todos los microbios evolucionan al mismo ritmo.

Protección contra mutaciones

Los expertos sugieren que los microbios pueden poseer protecciones contra mutaciones, bloqueando su código genético. Las mutaciones ocurren durante la replicación del ADN. Esta copia se realiza mediante enzimas llamadas ADN polimerasas, que se utilizan ampliamente en aplicaciones biotecnológicas. Si estos microbios tienen ADN polimerasas extremadamente precisas que rara vez cometen errores, esto podría ser una bendición para la biotecnología.

El estudio también avanza en el estudio de los microorganismos del subsuelo profundo, que eran esencialmente desconocidos hasta hace 30 años, pero que ahora se  cree  que comprenden el 10% de la biomasa de nuestro planeta.

 

 

Con información de ZME Science

snd


Compartir