¡Hacen historia! Realizan primer trasplante de ROSTRO y brazos exitoso en Nueva Jersey

Ya se habían realizado dos intentos anteriormente pero no tuvieron un resultado favorable

¡Hacen historia! Realizan primer trasplante de ROSTRO y brazos exitoso en Nueva Jersey

La medicina ha avanzado a tal grado que es capaz de transformarle la vida a las personas que han superado una tragedia. Tal es el caso de un hombre estadounidense a quien se le presentó una nueva oportunidad cuando se le realizó un trasplante de rostro y brazos, el cual fue un suceso histórico. 

El paciente de 22 años se llama Joe DiMeo y es originario de Nueva Jersey. Él sufrió un fuerte accidente automovilístico dos años atrás, lo que le provocó graves quemaduras en el 80% de su cuerpo. La tragedia ocurrió cuando el joven se quedó dormido frente al volante luego de trabajar en el turno nocturno. El vehículo se estrelló, generando una gran explosión, él sobrevivió gracias a que las personas que se encontraban en el lugar lo apartaron de las llamas. 

Se le indujo un coma médico durante dos meses y se le practicaron 20 cirugías reconstructivas. Posteriormente, sólo restaba esperar a un donador que coincidiera con las características del paciente. El momento llegó en agosto de 2020, mismo mes en el que el procedimiento fue realizado. 

Los médicos de DiMeo le hicieron saber que el trasplante tenía tan sólo un índice de éxito del 6%, pero ambas partes decidieron asumir el riesgo. El joven estuvo en el quirófano durante 23 horas y se requirió del trabajo de 16 cirujanos. Sin embargo, resultó todo un triunfo. Esta fue la primera vez que se realizó la hazaña de manera simultánea. 

Crédito: ASSOCIATED PRESS

Anteriormente, se llevaron a cabo dos intentos. Uno en París, en el 2009, pero el paciente murió un mes después debido a las complicaciones. Dos años después, se llevó a cabo la cirugía en una mujer, lamentablemente, se le debieron retirar las manos trasplantadas unos días después. 

Es por eso que DiMeo y su equipo de doctores esperaron 6 meses para compartir el proceso. Aunque el joven debe seguir siendo evaluado y continuar sus terapias de rehabilitación, el procedimiento se considera un éxito desde ya. 

Crédito: ASSOCIATED PRESS

Joe está aprendiendo a sonreír, parpadear, pellizcar y apretar de nuevo. Además, deberá tomar medicamentos de por vida para no rechazar los trasplantes. Sin embargo, él y su familia se muestran muy agradecidos por la oportunidad. 

DFC


Compartir