El vaticano tiene un patrimonio millonario y así es la difícil tarea de administrarlo

Las autoridades de el Vaticano esperan administrar mejor su patrimonio y castigar los casos de prelados opulentos y corruptos.

El vaticano tiene un patrimonio millonario y así es la difícil tarea de administrarlo
Buscan una mejor administración pero enfocada al altruismo. Foto: PixaBay.

El Vaticano no sólo es la sede de la religión católica, sino que también es uno de los Estados con mayor riqueza y propietario de inmuebles en todo el mundo. Es dueño de edificios en París, Londres, Ginebra y Toma. Con un patrimonio incalculable que rebasa los miles de millones de dólares que no es tan fácil administrar. 

Las autoridades eclesiásticas aseguran que las propiedades de la Santa Sede son en su mayoría fruto de inversiones realizadas desde hace más de un siglo.

Una riqueza difícil de administrar

Tan sólo en París, Francia, la fe católica administra 737 bienes inmobiliarios (cerca de 56 mil m2) valorados en 721.6 millones de dólares. Algo similar ocurre en Londres, Reino Unido, donde tiene que cuidar 27 inmuebles (4 mil 600 m2) , con un valor de 131.4 millones de dólares. 

Y en Suiza, en particular en Ginebra y Lausana, 140 bienes (más de 16 mil m2) están evaluados en 110 millones de dólares. En Roma, Italia, alquila 2 mil 400 apartamentos y 600 comercios y oficinas italianas, que proporcionaron 120 millones de dólares a las arcas vaticanas.

Monseñor Nunzio Galantino, presidente desde hace más de dos años de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, aseguró para medios internacionales que el objetivo de la fe católica es mejorar “el rendimiento de los activos inmobiliarios”, pero no con una visión mercantilista, sino enfocado a “buenas obras”. Porque hay muchas sedes que se encuentran abandonadas o mal administradas.

Y aunque es bien sabido que es imposible cuantificar el valor de las obras, inmuebles y todo lo que posee el Vaticano, el papa Francisco ha emprendido toda una campaña para que se deje de ver los prelados como corruptos y opulentos.

A finales de enero, la justicia vaticana condenó a cerca de nueve años de cárcel a un expresidente del “banco del papa” por enriquecimiento al vender fraudulentamente una veintena de bienes inmobiliarios de la Santa Sede entre 2001 y 2008. 

La iglesia católica prometió emprender más acciones como esta para estar más acorde con la fe que predican. 

msb


Compartir