Partido Popular de PABLO CASADO promete renovarse tras ELECCIONES CATALANAS

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del PP, Pablo Casado, conversaron sobre el reforzamiento institucional para España.

Partido Popular de PABLO CASADO promete renovarse tras ELECCIONES CATALANAS
Pablo Casado. Pedro Sánchez y Pablo Casado reinician el diálogo

El presidente del PP, Pablo Casado, ha decidido simbolizar su ruptura con el pasado desprendiéndose de la sede de Génova, casa del partido desde tiempos de Alianza Popular, y buscará una nueva ubicación para relanzar al Partido Popular como un proyecto de centro que recupere la unidad en ese ámbito ideológico.

Casado ha ofrecido a los suyos un revulsivo en forma de mudanza tras el mal resultado obtenido en Cataluña, donde los populares han sido incapaces de rentabilizar la caída de Ciudadanos y han visto cómo Vox les adelantaba y les doblaba en votos.

Ante sus dirigentes y barones, reunidos en el Comité Ejecutivo Nacional, ha escenificado un nuevo divorcio con los casos de corrupción, de los que no volverá hablar y a los que, junto al PSOE, culpa del retroceso electoral en Cataluña.

El PP ha sufrido una "tormenta perfecta" en la campaña, donde las acusaciones de su extesorero Luis Bárcenas les hicieron "caer a plomo", pero el rumbo fijado en la moción de censura contra Vox es el correcto y es la hoja de ruta que seguirá guiando al PP, ha argumentado Casado.

El líder del PP ha reprendido a quienes le han reclamado autocrítica porque "nadie" lo hizo después de que el PP pasara en cinco años de 19 a 4 diputados en Cataluña.

Pedro Sánchez y Pablo Casado reinician el diálogo

Las negociaciones entre el PSOE y el PP para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el consejo de RTVE, el Tribunal Constitucional y el Defensor del Pueblo habían quedado pospuestas hasta que pasaran las elecciones catalanas.

Tres días después de esos comicios, el presidente, Pedro Sánchez, ha llamado al líder del PP, Pablo Casado, para retomar esas conversaciones.

Los dos líderes políticos han hablado, entre otras cosas, de la renovación de varios órganos constitucionales cuyo mandato ha expirado, "tales como el Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo y el Consejo de Administración de RTVE", así como del "voto rogado" para los ciudadanos españoles residentes en el exterior.

"Unir para ganar" y "ganar para gobernar". Es la receta de Casado para que vuelvan al PP quienes se han marchado y que lleguen "muchos más". Sin elecciones recientes a la vista, el punto de partida del relanzamiento del PP será la convención nacional.

El objetivo es aglutinar en sus siglas al centro político, lejos de la "radicalidad" y movilizar a una mayoría silenciosa, moderada y reformista", contraria a la "disolución" del PSOE, el secesionismo y la "involución populista".

El posicionamiento de Casado ha recibido el respaldo de dirigentes como Cuca Gamarra, Pablo Montesinos o del presidente murciano Fernando López Miras.

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, y perteneciente al sector moderado del PP, ha señalado que es necesario hacer en los próximos "días y semanas" un "análisis en profundidad" de lo sucedido en Cataluña.

Con información de EFE.

JOS


Compartir