ORBE

Italia realiza redadas contra antivacunas

Los radicales llamaron a la violencia contra políticos y médicos. Austria confina a los no inoculados

MUNDO

·
FIN DE SEMANA. La gente se reunió durante una protesta contra el Green Pass en Turín. Ayer se registraron operativos contra antivacunas. Foto: EFE

La Policía italiana llevó a cabo ayer una ola de redadas contra grupos de antivacunas por instar en las redes sociales a la violencia contra políticos y médicos a favor del pasaporte sanitario impuesto contra el COVID-19.

Las redadas fueron realizadas en 16 ciudades de todo el país contra 17 líderes ultrarradicales del movimiento "Basta Dittatura" ("Abajo la dictadura"), activo en Telegram.

Se trata de un grupo que "incita al odio y a la comisión de delitos graves", explicó la Policía de Turín.

El grupo es conocido por haber organizado manifestaciones contra el pasaporte antiCOVID, que es obligatorio en todos los lugares de trabajo desde el 15 de octubre.

El Green Pass certifica que el portador ha sido vacunado, que ha superado el contagio de coronavirus o que dio negativo a una prueba realizada recientemente.

Los acusados "participaban en grupos de discusión, pidiendo sistemáticamente el uso de armas y la comisión de graves acciones ilegales contra altos cargos institucionales, incluido el primer ministro Mario Draghi", dijo la Policía.

Mientras, en el principal centro de vacunación de Viena, niños de cinco años esperaban ayer para recibir su primera dosis, al mismo tiempo que dos millones de no vacunados están obligados a confinarse.

Para frenar la propagación del virus y aumentar la tasa de vacunación de su población (65%), Austria sacó el arsenal pesado, convirtiéndose en el primer país de la Unión Europea en tomar estas medidas.

En tanto, la ciudad de Viena decidió empezar a vacunar a los niños de 5 a 11 años, a pesar de que el regulador europeo todavía no haya dado su aval para el uso del inmunizante de Pfizer/BioNTech en personas de esa franja de edad.

El premier británico Boris Johnson advirtió que un “aluvión” de contagios de coronavirus se dirige a Reino Unido proveniente de Europa continental.

PAL