Una mayoría de ciudadanos ve el cambio climático como una emergencia global

Un 64 % de los encuestados considera que el cambio climático constituye una emergencia global, incluso a pesar del estallido de la pandemia del coronavirus

Una mayoría de ciudadanos ve el cambio climático como una emergencia global
Entre las cuatro políticas climáticas más populares están la conservación de los bosques y de la tierra Foto: Pixabay

Una mayoría de los ciudadanos del mundo considera que el cambio climático es una emergencia global y apoya medidas a gran escala para combatirlo, según la mayor encuesta sobre este asunto llevada a cabo hasta la fecha.

El sondeo dado a conocer este miércoles ha sido elaborado por Naciones Unidas y la Universidad de Oxford y en él han participado 1,2 millones de personas de 50 países, incluidos medio millón de menores de 14 años.

En la encuesta se preguntó a los participantes si el cambio climático constituye una emergencia global y si estaban a favor de 18 políticas climáticas clave dentro de seis ámbitos de actuación: energía, economía, transporte, agricultura y alimentación, naturaleza, y protección de las personas.

Un 64 % de los encuestados considera que el cambio climático constituye una emergencia global, incluso a pesar del estallido de la pandemia del coronavirus, pues la consulta se llevó a cabo a finales de 2020.

En general, las cuatro políticas climáticas más populares son la conservación de los bosques y de la tierra (respaldo del 54 % de los encuestados), más energía solar, eólica y renovable (53 %), la adopción de técnicas agrícolas respetuosas con el clima (52 %) y mayores inversiones en negocios y empleos verdes (50 %).

Mientras, entre las que menos respaldo suscita destacan las dietas basadas en vegetales como forma de reducir las emisiones, que sólo recibe el apoyo de un 30 % de los consultados.

Una encuesta sin precedentes 

Con más de un millón de respuestas, la encuesta es con diferencia la más amplia hecha nunca sobre el cambio climático e incluye resultados tanto de países ricos, donde los sondeos sobre este tema son habituales, como de naciones donde apenas se han hecho consultas populares sobre la crisis climática.

"Nunca hemos visto nada así a esta escala antes", aseguró en una conferencia de prensa Cassie Flynn, asesora climática del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Lo poco usual de la encuesta no se limita al tamaño de la muestra, sino que abarca también los métodos utilizados, pues se ha optado por usar videojuegos móviles para recabar las opiniones de los ciudadanos.

Así, en el lugar donde habitualmente reciben anuncios, los usuarios seleccionados de manera aleatoria recibieron los cuestionarios preparados por la ONU sobre la crisis del clima.

"La idea era poder llegar a públicos que habitualmente no están involucrados en el debate sobre la crisis climática", explicó Flynn, que recordó que la industria de los juegos móviles llega a 2.700 millones de personas en todo el mundo, más que el cine y la música juntas, y que permite alcanzar a personas que habitualmente no responden a encuestas como los menores.

Por: EFE


Compartir