¿Se aproxima una guerra? Kim Jong Un promete “reforzar” el arsenal nuclear de Corea del Norte

Para diversos analistas internacionales, estas declaraciones son parte de una maniobra con la que Kim trata de atraer la atención de la nueva administración estadounidense

¿Se aproxima una guerra? Kim Jong Un promete “reforzar” el arsenal nuclear de Corea del Norte
Los programas armamentísticos de Corea del Norte se han acelerado desde que Kim llegó al poder. FOTO: ESPECIAL

Durante su discurso de cierre del congreso del partido en el poder, el dirigente norcoreano, Kim Jong Un, prometió "reforzar" el arsenal nuclear de su país, días antes de que Joe Biden asuma la presidencia de los Estados Unidos, así lo informó este miércoles la prensa oficial de Corea del Norte.

A decir de diversos analistas internacionales, con esta maniobra, Kim trata de atraer la atención de la nueva administración estadounidense, ahora que su país está más aislado que nunca tras cerrar las fronteras para protegerse de la pandemia del coronavirus.

"Al reforzar nuestro arsenal de guerra nuclear, debemos hacer todo lo posible para construir el ejército más poderoso", dijo Kim al Congreso del Partido de los Trabajadores, señaló la agencia de noticias oficial KCNA.

Asimismo Kim aseguró que Estados Unidos "es el principal obstáculo para el desarrollo de nuestra revolución y nuestro principal enemigo".

"La verdadera intención de su política hacia la República Democrática de Corea del Norte no cambiará nunca, independientemente de quien esté en el poder", agregó sin mencionar el nombre de Biden.

Norcorea concluye planes de submarino nuclear

Kim Jong Un también destacó mediante su discurso que Corea del Norte ha concluido sus planes para desarrollar un submarino nuclear,  y enlistó una serie de objetivos armamentísticos, como ojivas nucleares supersónicas, satélites de reconocimiento militar y misiles balísticos intercontinentales de carburante sólido.

Cabe señalar que los programas armamentísticos de Corea del Norte se han acelerado desde que Kim llegó al poder, entre ellos la bomba nuclear más potente hasta la fecha y misiles capaces de alcanzar el territorio de Estados Unidos, aunque ello a costa del recrudecimiento de las sanciones internacionales.

Buena relación con Trump

Cabe destacar que el líder norcoreano y el presidente estadounidense saliente, Donald Trump, mantuvieron una relación de claroscuros, salpicada inicialmente de insultos mutuos y amenazas de guerra, para luego dar paso a una relación cercana y declaraciones de “amor” mutuo.

Pese a ello, la cumbre nuclear que realizaron ambos mandatarios en Hanói en febrero de 2019 acabó abruptamente sin ningún acuerdo sobre un alivio de las sanciones y sobre lo que Pyongyang estaría dispuesto a ceder a cambio.

Ahora con el cambio de mandato en Washington se presenta un desafío para Pyongyang; pues Biden ha tildado a Kim de "matón" durante los debates presidenciales, mientras que para el líder coreano éste es un "perro rabioso" que debe ser "apaleado hasta la muerte".

Tregua con el sur

Cabe señalar que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, intermedio en el proceso negociador entre Kim y Trump, pero desde la ruptura del proceso, el Norte ha repetido que no tiene interés en hablar con Seúl.

En su nuevo mensaje de año nuevo, Moon reiteró que "nuestra determinación de reunirnos (con las autoridades norcoreanas) en cualquier momento y en cualquier lugar y hablar aunque sea de manera informal, sigue sin cambios".


Compartir