FUGA DE CEREBROS

Cuidado del medio ambiente, la clave para evitar otra pandemia

La pandemia por covid-19 no llegó sola, la constante destrucción del medio ambiente que por décadas hemos impulsado fue en gran medida la responsable; ¿qué acciones debemos tomar para evitar otra crisis sanitaria?

¿Cómo frenar el cambio climático? Foto: Cuartoscuro
Escrito en MUNDO el

Imaginar el futuro que queremos es el primer paso para alcanzarlo, de ahí la importancia de los propósitos de año nuevo. Tal es el caso de la pandemia por covid-19 que nos recuerda que llevamos décadas olvidando y postergando nuestros propósitos ambientales. Contrario a lo que que se dice, el nuevo coronavirus no se originó en un laboratorio ni fue una desafortunada coincidencia que nadie vio venir. De acuerdo a la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios Ecosistémicos, las probabilidades de que un virus se transmita de la fauna silvestre a los humanos incrementan sustancialmente por la actividad industrial.

Cualquier mecanismo directo o indirecto que desplace a una especie de su hábitat original, aumenta el riesgo de otra posible pandemia en el futuro. Esos mecanismos van desde destrucción de ecosistemas para extracción de recursos o expansión agrícola, hasta el desplazamiento gradual de ecosistemas enteros debido al cambio climático. La salud humana está íntimamente relacionada con la salud del planeta y el medio ambiente.

Parecería que nos hemos acostumbrado a celebrar la creación de acuerdos políticos, metas y propósitos como si por el simple hecho de crearlos ya aseguraran su cumplimiento. Si vemos la historia de negociaciones internacionales de cambio climático encontraremos que está llena de esos momentos clave. Pero la atmósfera no entiende de buenas intenciones: un vistazo a las últimas lecturas de los instrumentos en la estación meteorológica del monte Mauna Loa en Hawaii indican claramente que la concentración de gases que están calentando la atmósfera sigue en ascenso.

Concentración de CO2 en la atmósfera. Figura modificada por el autor para mostrar fechas clave en las negociaciones climáticas. Fuente de imagen original: NOAA. Actualizada hasta Diciembre 2020.

En el año 2015 circulaba en redes la fotografía que mostraba triunfantes a los líderes que hicieron posible el Acuerdo de París para frenar el cambio climático. Pero hoy las estimaciones más recientes indican que estamos muy lejos de cumplir con esas metas que planteaban limitar el calentamiento del planeta muy por debajo de los dos grados Celsius para finales del 2100.

El Informe sobre la Brecha de Emisiones 2020 publicado por el programa para el medio ambiente de Naciones Unidas, indica que las políticas actuales apuntan a que el planeta va a rebasar los tres grados Celsius de calentamiento para finales de siglo, lo que significa que millones de animales y plantas perderán sus hábitats, la disponibilidad de agua y comida estará en riesgo y los todos los humanos estaremos expuestos a más eventos climáticos extremos. Todo esto en términos sociales se traduce a mayor desigualdad e injusticia social.

Durante décadas, gobiernos alrededor del mundo han firmado tratados ambientales con una mano y pactado con industrias extractivistas con la otra. Mientras la explotación de nuestro planeta vuelve más ricos a los ricos, el resto de la sociedad experimenta ya las consecuencias de la crisis climática y ambiental.

El año 2020 nos demostró de una vez por todas que ya no podemos seguir viviendo de propósitos y buenos deseos. Desde la sociedad tenemos que exigir acciones aquí y ahora para construir juntos un próspero 2021 y preservar el medio ambiente.

Por: Bernardo A. Bastien-Olvera, Director de @Planeteand0, experto en Cambio Climático y sustentabilidad. Twitter: @Capi_Planeta