Haz tu denuncia aquí

Prisioneros salvan a un guardia que sufría un paro cardiaco en la cárcel

MUNDO

·

Terry Loveless, Walter Whitehead y Mitchell Smalls se encontraban en su celda dentro de la cárcel del condado de Gwinnett en Lawrenceville mientras vieron al oficial Warren Hobbs ponerse pálido.

Cuando éste no les pudo responder si se encontraba bien y comenzó a doblarse por el dolor que sentía en el pecho, los prisioneros comenzaron a golpear las rejas de sus celdas y a gritar.

Su intención era llamar la atención de las autoridades u otros guardias; sin embargo nadie llegó.

"Comencé a gritar, gritar y golpear la puerta para tratar de alertar a todos para que se despertaran".

Walter Whitehead.
Los tres hombres salvaron al sujeto. FOTO: Especial.
[nota_relacionada id=1169088]

Su último esfuerzo

Antes de perder el conocimiento, el agente logró activar el control de las puertas de los reos, lo cual ocasionó que estas se abrieran.

Lejos de acudir a él para robarle las llaves, los internos hicieron de todo para reanimarlo y además alertaron a los otros policías para que acudieran al lugar para ayudarlo.

Durante minutos, el trío continuó con la reanimación; una vez que hicieron su aparición los otros oficiales, regresaron voluntariamente a sus celdas.

Cuando se les preguntó por qué habían realizado esta acción, los presos dijeron que se trataba de un acto de humanidad frente a alguien que necesitaba ayuda.

El oficial fue trasladado a un hospital, donde pudo recuperarse. FOTO: Especial

Haré todo lo que pueda para salvar a un hombre. No quiero que nadie muera".Walter Whitehead.

[nota_relacionada id=1168360]

Los administradores de la prisión dijeron que los tres hombres son un ejemplo de cómo deben reaccionar los seres humanos ante eventos precarios de este tipo y demuestra que los héroes pueden lucir uniformes de todo tipo.

Vinieron en su ayuda y estamos profundamente agradecidos por sus acciones amables, valientes y desinteresadas. Esto me hace llorar".Shannon Volkodav, oficial de Información Pública de la Oficina del Sheriff 

Hobbs, después de recuperarse de lo que fue un paro cardiaco, dijo que no estaría con vida de no ser por estos sujetos y que no importa las condiciones de vida de un hombre para que pueda apoyar a los demás.

A cambio de esta acción, las autoridades de la prisión le dieron a todos los presos una fiesta de pizza como agradecimiento. [nota_relacionada id=1168603]

https://twitter.com/heraldodemexico/status/1288801513494675458

Por: Redacción Digital El Heraldo de México
GDM