Haz tu denuncia aquí

Rechazan despliegue

MUNDO

·

A pesar de la creciente violencia y saqueos en la ciudad de Nueva York, el alcalde Bill de Blasio aseguró que NY "no necesita" el despliegue de la Guardia Nacional ni de ninguna rama de las Fuerzas Armadas, porque la ciudad ya cuentan con 36 mil agentes de Policía.

No obstante, De Blasio anunció la ampliación del toque de queda hasta el domingo próximo, debido a los disturbios por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía en Mineápolis; el alcalde aseguró que "vienen duros días" pero la ciudad "superará" el conflicto.

Ayer, el presidente Donald Trump elevó la presión sobre los gobernadores tras una semana de disturbios y exigió que Nueva York llame a la Guardia Nacional para reprimir a los “malvivientes y perdedores”.

Tras la séptima noche de manifestaciones, actos de vandalismo, ataques a la Policía y robos, el Presidente amplió sus reclamos de mano dura de la víspera, en los que amenazó con llamar a las Fuerzas Armadas a imponer el orden si los gobernadores no lo hacen.

“NYC, LLAMA A LA GUARDIA NACIONAL", tuiteó. “Los malvivientes y perdedores te están destrozando ¡Actúa rápido! No cometas el mismo error horrible y fatal que cometiste con hogares de ancianos”.

Durante la violencia que se registró en ciudades de costa a costa el lunes por la noche, agentes de Policía fueron heridos de bala, atropellados y atacados con piedras y botellas .

En Filadelfia, cientos de manifestantes bloquearon una autopista en el centro de la ciudad. En Atlanta, la policía lanzó gases lacrimógenos.

En Nashville, más de 60 efectivos de la Guardia Nacional bajaron sus escudos a pedido de los manifestantes pacíficos. Y en una manifestación en Buffalo, Nueva York, un SUV atropelló a un grupo de agentes de policía y lesionó a tres.

Al menos 29 estados han convocado a más de 20 mil efectivos de la Guardia Nacional; el fiscal general, Bill Barr, advirtió ayer que en la noche habría un desplieqgue mayor.

Al cierre de esta edición, NY y otras ciudades se preparaban para más disturbios, Washington y Los Ángeles volvieron a decretar toque de queda.

TRUMP, EN LA MIRA

Las protestas en Estados Unidos contra el racismo y la violencia policial han puesto a prueba el liderazgo del presidente Trump, quien no ha estado a la altura de la situación, aseguró, el periodista y escritor Alan Rivera Prieto.

En entrevista para El Heraldo de México desde Miami, Florida, Rivera Prieto explicó que con Trump, el problema es que "con sus declaraciones y sus tuits permanentes, el Presidente echa más gasolina al fuego en lugar de apagarlo. . Y no es la primera vez. Ojalá yo estuviera equivocado, pero los hechos re- cientes y los pasados demuestran que Trump es racista y eso empodera el racismo en el país, no sólo contra los negros, sino contra los latinos y los inmigrantes".

Cuestionado sobre si el discurso del mandatario incita al odio, señaló: "cuando el Presidente de un país no condena lo que debe condenar y pone en tela de juicio lo evidente, cuando lanza advertencias contra el que protesta contra una injusticia en lugar que pedir que caiga todo el peso de la ley contra un asesino que deshonra el uniforme, entonces estás ante un Presidente que no está actuando para sembrar la paz y la unidad, sino que siembra un temor que luego se transforma en odio y división".

Trump atizó la crispación tras amenazar el lunes con movilizar al Ejército para imponer el orden en las mayores protestas en décadas.

El mandatario visitó también la Catedral de Juan Pablo II (católica). El hecho fue duramente criticado por el arzobispo Wilton Gregory, quien consideró "reprobable" el uso y manipulación de un templo católico.

[nota_relacionada id= 1063222]

Por Israel López, EFE y AFP
lctl