Haz tu denuncia aquí

La otra plaga que acecha a Estados Unidos

Un insecto es la nueva amenaza para el país más afectado por la pandemia de coronavirus COVID-19

MUNDO

·

El mortífero avispón asiático gigante fue visto por primera vez en Estados Unidos, generando alarma por la ya vulnerable población de abejas y mucho ruido en los últimos días en redes sociales, en medio del confinamiento por la pandemia del coronavirus COVID-19.

En 90 minutos puede destruir una colonia entera de abejas, decapitándolas. Foto: Reuters

Dos especímenes del también llamado "avispón asesino", o Vespa mandarinia, según su denominación científica, fueron encontrados en el estado de Washington a finales del año pasado, y desde entonces científicos se concentran en rastrear la presencia de más ejemplares para erradicarlos.

[nota_relacionada id=1015828]

Los científicos temen que estos avispones puedan extenderse por todo Washington, e incluso a otros estados, lo que representaría un peligro para las abejas estadounidenses (la población está disminuyendo), y los humanos.

El insecto es originario de Asia Oriental y Japón, puede medir unos cinco centímetros de ancho, casi ocho, si se toma en cuenta la envergadura de sus alas. Es corpulento, con un poderoso veneno y una afilada mandíbula capaz de invadir y "masacrar" una colmena de abejas en cuestión de horas.

Karla Salp, portavoz del departamento de Agricultura de Washington, dijo que "como la mayoría de las especies invasivas, no hay forma de saber cómo el avispón asiático gigante llegó a Norteamérica”.

Hay varias teorías, pero todas son suposiciones y probablemente nunca sabremos", añadió. Una de ellas es que vinieron en un contenedor de carga por casualidad.

Inyecta una neurotoxina que es capaz de disolver tejidos. Gráfico: Heraldo de México

En la región se colocaron trampas para evitar que se propaguen en América del Norte y se establezcan permanentemente.

Chris Looney, entomólogo del departamento de Agricultura de Washington, ha explicado que cuando los avispones invaden una colmena, matan a las abejas arrancándoles la cabeza.

Luego ocupan el nido por una semana o más, alimentándose de las pupas y larvas.

En los últimos 15 años, las colonias han mermado por un fenómeno conocido como "problema de colapso", en el que abejas obreras desaparecen abruptamente.

Generalmente no molestan a las personas", dijo Salp. "Sólo te atacarán si se sienten amenazados. Así que mientras no pises un nido ni te acerques a una colmena de la que se han apoderado, hay un riesgo bastante bajo de que te piquen”.

Puede recorrer más de 10 km desde la colmena para buscar comida. Se alimenta de muchos tipos de insectos. Foto: Reuters

En Japón, un total de 30 a 50 personas mueren cada año por las picaduras. En 2013, las poblaciones fueron notablemente altas y acabaron con la vida de 42 personas en una sola provincia china.

Jun-ichi Takahashi, investigador de la Universidad de Kyoto Sangyo, en Japón, explicó que los ataques grupales de avispas pueden exponer a sus víctimas a dosis de veneno equivalente al de una serpiente, y llevar incluso a la muerte.

Rusia en problemas. Foto: Especial
[nota_relacionada id=1015173]

Por Israel López Gutiérrez

eadp

Escucha aquí nuestro exclusivo podcast de Coronavirus: