Peligra privacidad de usuarios por rastreo mediante App

Las Apps de monitoreo ayudan a solucionar la crisis sanitaria, pero alertan sobre el uso de los gobiernos como forma de control

Peligra privacidad de usuarios por rastreo mediante App
Peligra privacidad de usuarios por rastreo mediante App

La urgencia por reactivar las economías ha orillado a los gobiernos a buscar un soporte tecnológico para luchar contra el COVID-19 con apps de rastreo de enfermos y posibles casos, lo que abrió un debate sobre violaciones a la privacidad y el hipercontrol del Estado.

A largo plazo me preocupa la normalización de la vigilancia masiva en nombre de la salud pública", dijo Alex Gladstein, de Human Rights Foundation.

El gobierno chino fue el primero en desarrollar a principios de año aplicaciones para teléfonos inteligentes y así detectar a quienes estuvieron expuestos a la cepa del coronavirus.

El régimen aprovechó el uso de la app Alipay que ya era utilizada por 900 millones de personas para hacer compras y pagos, sólo se introdujo la función de generar un QR con la información personal (nombre y número de identificación), y dar acceso a su ubicación, lo que permite que el Estado sepa cada movimiento y los lugares que se frecuentan.

A China le siguió Corea del Sur, quien desarrolló la app Self-quarantine safety protection para ubicar a las personas en cuarentena por COVID-19 y enviar una alerta a la policía si se rompe el confinamiento.

Catar ha generado preocupación por su app Ehteraz para vigilar enfermos, su uso es obligatorio, quien se niegue enfrenta pena de cárcel. Amnistía Internacional alertó de fallas de seguridad en esa aplicación que tiene información personal de más de un millón de usuarios.

Ahora en Europa, que ha pasado el pico de la primera ola de la pandemia, los estados buscan usar esas apps para evitar futuros brotes. Reino Unido anunció un sistema para seguir a personas infectadas y detectar a quienes pudieron transmitir el virus, ahora quien dé positivo debe informar de sus contactos directos a personal de salud pública. Actualmente ya se prueba la app en la isla británica de Wight.

En América, al menos tres estados de EU están desarrollando sus propias apps, de uso voluntario, para informar si se ha estado cerca de un caso positivo de COVID-19.


Autoridades británicas tienen 46 días sin dar esa información. Los recuperados llevan nueve días sin actualizarse. Gráfico: Heraldo de México

INICIATIVAS DE OTRAS NACIONES

1 ? En Australia, unos seis millones de ciudadanos bajaron voluntariamente una app de rastreo.

2 ? En Buenos Aires se usó la app CuidAr para renovar permisos de circulación durante la cuarentena.

3 ? Dos tercios de los estadounidenses no confía en el uso que se dé de sus datos personales. [nota_relacionada id=1055153]

Por Alejandra Martínez

eadp

Escucha aquí nuestro exclusivo podcast de Coronavirus:


Compartir