Haz tu denuncia aquí

Cientos de atrapados, por Dorian

al menos 800 personas quedaron varadas en una isla de carolina del norte. hay 200 mil sin electricidad

MUNDO

·

WASHINGTON. El huracán Dorian, ahora de categoría 1, tocó tierra ayer con fuertes lluvias en Carolina del Norte, Estados Unidos, dejando a al menos 800 personas atrapadas en una isla y unas 200 mil sin electricidad, mientras avanzaba hacia Canadá a lo largo de la costa este.

Debilitado después de su paso por las Bahamas, pero aún con peligrosos vientos de 150 kilómetros por hora, Dorian generó inundaciones, tras impactar a primera hora en el cabo Hatteras, en el extremo sur de una larga isla barrera conocida como Outer Banks.

Las autoridades enviaron médicos y otros socorristas a la isla Ocracoke para ayudar a quienes no hicieron caso de evacuar las islas.

"Estamos muy preocupados, porque hay cientos de personas atrapadas en la isla de Ocracoke", justo al suroeste del cabo Hatteras, explicó el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper.

Las olas del Atlántico superaron en a penas dos horas los dos metros de altura debido al impacto de Dorian e inundaron carreteras y hogares en la angosta isla.

En toda Carolina del Norte, más de 200 mil personas quedaron sin electricidad debido a la caída de árboles y postes eléctricos y otras cinco mil se despertaron en albergues después de evacuar sus viviendas, mientras unas 80 carreteras y autopistas quedaron inundadas, de acuerdo con las autoridades estatales.

Está previsto que Dorian, que avanza a una velocidad de 34 kilómetros por hora, roce hoy el sureste de Nueva Inglaterra, en Massachusetts, para luego dirigirse a Canadá.

Aunque se esperan lluvias en Nueva Jersey y otros estados de Estados Unidos, la trayectoria hacia el noreste librará de un impacto directo a la mayor parte del litoral este de ese país.

Mientras su avance continúa, las autoridades de Bahamas, el territorio caribeño más afectado por Dorian con al menos 30 muertos y daños catastróficos, siguen buscando supervivientes con el tiempo en contra por el temor de que haya un problema de salud pública.

Pese a las inundaciones, las autoridades de Carolina del Norte expresaron alivio por la ausencia, por ahora, de fallecidos, en comparación con el ciclón Florence de un año.

Por EFE Y AP

lctl