Haz tu denuncia aquí

Irán rechaza acusaciones

teherán dijo que EU busca una excusa para justificar una eventual represalia contra ellos

MUNDO

·
DUBÁI. Irán negó ayer las acusaciones de que es responsable de los ataques a unas plantas saudíes, un episodio que afectó la producción mundial de petróleo, y advirtió que las bases y portaaviones de Estados Unidos en la región están al alcance de sus misiles. El movimiento hutí de Yemen, alineado con Irán, se adjudicó la responsabilidad de los ataques del sábado que afectaron más de la mitad de la producción petrolera saudí. Pero el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que no hay pruebas de que las agresiones vinieran de Yemen y acusó a Irán de "un ataque sin precedentes al suministro de energía mundial". El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Abbas Mousavi descartó la afirmación de Estados Unidos, mientras que un alto comandante de la Guardia Revolucionaria advirtió que la República Islámica está lista para una guerra. "Todo el mundo debería saber que todas las bases estadounidenses y sus portaaviones ubicados a una distancia de hasta dos mil kilómetros de Irán están al alcance de nuestros misiles", dijo el jefe de la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Amirali Hajizadeh, citado por la agencia de noticias semioficial Tasnim. Por su parte, el presidente estadounidense Donald Trump indicó ayer que su país está listo para responder al ataque sobre infraestructuras petroleras en Arabia Saudita y autorizó el uso de petróleo de las reservas estratégicas.
Debido al ataque, que puede tener impacto en el precio del petróleo, he autorizado, si es necesario, la liberación de petróleo de la reserva estratégica de petróleo en una cantidad a determinar", tuiteó Trump.
Con información de agencia AFP y Reuters  Por Redacción de El Heraldo de México edp