Haz tu denuncia aquí

Beijing pide poner freno a la disputa

el presidente trump dijo que un acuerdo comercial con china estaba muy próximo

MUNDO

·

BIARRITZ. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, terminó ayer la cumbre del G7 con una nueva postura en su particular guerra comercial con China, después de que el gobierno de Beijing le pidiera volver a la mesa de negociaciones en busca de un acuerdo.

Trump, que había incendiado la relación con China el viernes antes de viajar a Biarritz al anunciar mayores aranceles contra sus productos y amenazar con una retirada de las empresas estadounidenses de ese país, logró que Beijing le comunicara su deseo de reanudar las negociaciones de alto nivel.

El Presidente de EU predijo que lograría un pacto comercial con China, buscando aliviar las tensiones derivadas de su disputa entre ambos países. Los mercados se recuperaron.

Por otra parte, Trump dejó entrever ayer la posibilidad de un avance en la crisis iraní al considerar realista un próximo encuentro con su homólogo iraní, Hasan Rohani, que igualmente defendió la vía diplomática.

Preguntado por los periodistas, Trump afirmó que era realista considerar un encuentro con Rohani en las próximas semanas, al término de la cumbre del G7 en Biarritz, en Francia.

Trump, que había denunciado el acuerdo sobre el programa nuclear iraní en 2018, puso en cambio una condición a este encuentro: que las circunstancias sean "apropiadas".

POR EFE Y AFP 

abr