Haz tu denuncia aquí

El salario y ayuda se desploman

los venezolanos ya viven en pobreza extrema. las sanciones de eu frenan el apoyo humanitario en ese país

MUNDO

·

CARACAS. Las nuevas sanciones aplicadas por Estados Unidos a Venezuela están agudizando el deterioro económico y la emergencia humanitaria que sufre ese país, aseguraron a El Heraldo de México varios especialistas y ONG venezolanas.

Mientras, el salario mínimo mensual de Venezuela (40 mil bolívares) llegó a su punto más bajo en la historia del país, al equivaler a 2.76 dólares, según la tasa oficial, y al cumplirse un año del plan de "recuperación económica" del gobierno de Nicolás Maduro para enfrentar la crisis y la hiperinflación.

Los venezolanos se ubican muy por debajo del umbral de la miseria establecido por la ONU, que señala que quien devengue menos de 1.25 dólares diarios está en pobreza extrema.

Los 40 mil bolívares del sueldo mínimo pueden alcanzar para comprar, un cartón de huevos de 30 unidades.

Las importaciones del país sumaron apenas 303 millones de dólares en abril, una caída de 92 por ciento respecto al mismo mes en 2012, de acuerdo con Torino Capital.

Datos publicados por el Banco Central de Venezuela en mayo pasado, revelaron que el decrecimiento de la economía del país inició en 2014, antes de la aplicación de sanciones a instituciones venezolanas. Desde ese momento la economía perdió más de la mitad de su tamaño.

"Lo más probable es que en la medida que esto afecte tanto la capacidad pública o privada de realizar importaciones y también de conducir negocios en Venezuela, harán que la actividad económica se siga contrayendo”, dijo el economista Giorgio Cunto de Ecoanalítica, al referirse a las nuevas sanciones.

El economista Francisco Rodríguez, director de la firma Torino Economics, estima que las nuevas sanciones dificultarán aún más las importaciones y reducirán las exportaciones petroleras, ya limitadas por las sanciones a la empresa estatal Petróleos de Venezuela.

Mientras tanto, "en la medida en que generan precauciones por parte de distintos actores, desde el sector financiero, transporte, donantes de insumos para ayudas, entonces, claro se va creando un ambiente en el que dentro de esa cautela se retrasan los movimientos, por ejemplo, de donaciones para ayuda humanitaria, que requieren respuestas inmediatas", dijo Feliciano Reyna, presidente de la ONG Acción Solidaria.

El congelamiento a los activos del gobierno de Venezuela en territorio estadounidense, tras la orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump, el pasado 5 de agosto, contempla sanciones para aquellas personas y empresas que apoyen financiera, material y tecnológicamente al régimen de Maduro.

Más de una decena de ONG dedicadas a la defensa de derechos humanos ha advertido que el esfuerzo para brindar asistencia humanitaria puede frenarse por la cautela, que para evitar ser objeto de sanciones, podrían mostrar algunas empresas y particulares que realizan donaciones desde el exterior.

"Es muy claro que en estas sanciones están exentos todos los que tiene que ver con envíos, inclusive de medicamentos, alimentos, encomiendas familiares (…), la única consecuencia que estamos viviendo es tener este régimen", dijo su director, Francisco Valencia.

Por Jéssica Morales

lctl