Haz tu denuncia aquí

Denuncian trato cruel a menores

MUNDO

·
GINEBRA. La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, denunció ayer las condiciones degradantes en que se encuentran los inmigrantes detenidos en Estados Unidos, tras cruzar la frontera, incluidos niños, y pidió que se busquen para ellos alternativas que no los priven de su libertad. "Como médica, pero también como madre y presidenta, me consterna que haya niños que deben dormir en el suelo y en instalaciones que están repletas, sin acceso adecuado a atención médica ni alimentos, y en pésimas condiciones de saneamiento", dijo Bachelet en Ginebra. Las oficinas del Alto Comisionado de la ONU para los derechos humanos en México y Centroamérica han documentado también numerosas violaciones de los derechos humanos contra migrantes y refugiados que están en tránsito hacia Estados Unidos. Entre los abusos identificados están el uso excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias, separación de familias, negación de servicios esenciales, así como repatriaciones y expulsiones forzadas. Bachelet sostuvo que los niños, en particular, nunca deben ser detenidos por razón de su estatus migratorio o separados de sus familias, y que urge que las autoridades estadounidenses encuentren alternativas que no impliquen su encierro. Varias instancias de derechos humanos de la ONU, a las que la alta comisionada hizo referencia, han establecido que la detención de los niños migrantes puede llegar a considerarse como un "trato cruel, inhumano y degradante que está prohibido por el Derecho Internacional". En cualquier caso en el que se proceda a la detención de un migrante, ésta debe ser por el tiempo más corto posible y en condiciones que respeten sus derechos. El presidente Donald Trump dijo que los migrantes que llegan a EU provienen de una “pobreza increíble” y que “son personas que están muy contentas con lo que está pasando porque, relativamente, están mucho mejor ahora” bajo custodia federal. Mientras, el Congreso debe hacer más por mejorar las "repugnantes" condiciones en las que son detenidos los niños migrantes en la frontera sur, declaró la presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi. La demócrata por California tomó la ofensiva al respecto dos semanas después de que su partido quedó dividido en torno a un paquete de 4,600 millones de dólares para ayuda fronteriza. Por su parte, el papa Francisco lanzó un pedido al mundo por los migrantes durante una conmovedora misa en la basílica de San Pedro dedicada a los "últimos", a los "excluidos de la sociedad globalizada". Razzia en licencias El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) de EU recurre a sistemas de reconocimiento facial para localizar a inmigrantes indocumentados mediante el análisis de las bases de datos de la División de Vehículos Motorizados (DMV) en al menos tres estados, informaron este lunes medios locales. La agencia de control migratorio solicitó el acceso a las bases de datos de las licencias de conducir a las autoridades de Utah, Vermont y Washington, tres estados que expiden este tipo de identificaciones a inmigrantes en situación irregular. Mientras que las DMV de Utah y Vermont accedieron a que el ICE tuviera acceso a las fotografías de sus respectivas bases de datos. POR EFE, AFP Y REUTERS