Haz tu denuncia aquí

Guaidó se inclina por el diálogo

El opositor cumple hoy 6 meses que asumió como presidente encargado, pero maduro continúa en el poder

MUNDO

·
CARACAS. Una salida sin demora a la crisis que enfrenta Venezuela es lo que llevó al presidente encargado Juan Guaidó, quien hoy cumple seis meses en el cargo, a participar en una nueva ronda de conversaciones con Nicolás Maduro. El pasado 23 de enero, fue un momento cumbre para Guaidó al declararse presidente encargado, el también líder del Parlamento consiguió fortalecer su liderazgo dentro de las fuerzas opositoras, pero no ha logrado su objetivo principal, sacar a Maduro del poder. Pese a que Guaidó desestimó, el 2 de julio, a Maduro tras la muerte del capitán de la Armada Rafael Acosta Arévalo y al firme rechazo de un sector de la oposición a las iniciativas de diálogo por considerar que permiten al chavista ganar tiempo, las conversaciones en Barbados siguen adelante. "Nuestra principal motivación es ponerle fin al sufrimiento de los venezolanos, y es por ello que seguiremos trabajando hasta lograrlo", expresó el 7 de julio mediante un comunicado, el despacho de Guaidó, al anunciar que sus representantes asistirían a las reuniones con delegados de Maduro, que se desarrollan en Barbados, con la mediación de Noruega. El presidente encargado de Venezuela ha pedido confianza. "Entiendo que tengan dudas naturales", afirmó en un mensaje difundido en sus redes sociales, en el que se refirió a las diferentes "estrategias de lucha" simultáneas, que adelanta para lograr un cambio político en el país, como la movilización de ciudadanos en las calles, el trámite de la reincorporación de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca y la atención a iniciativas de la comunidad internacional como el Grupo Internacional de Contacto. Williams Dávila miembro de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional de Venezuela considera que deben agotarse todas las alternativas y niega que acudir a una nueva ronda de conversaciones con delegados de Maduro sea un retroceso en la estrategia de Guaidó y del Parlamento. "El hecho que vaya el régimen a este tipo de reuniones es porque se siente débil (…). Para Maduro realmente la situación es defensiva, para nosotros no, para nosotros es una estrategia ofensiva", dijo Davila a ElHeraldo de México. Ángel Medina , diputado a la Asamblea Nacional argumentó que "todo espacio que sirva para buscar salir de esta tragedia debemos utilizarlo y Barbados hoy es uno de esos espacios", dijo a este diario, para luego precisar que "nada de esto puede ser infinito, tiene que obligatoriamente ser rápido y efectivo, la urgencia que padecemos lo exige". El analista político Ricardo Sucre sostuvo que a diferencia de iniciativas de diálogo que en el pasado culminaron sin resultados favorables para la oposición a Maduro, en esta oportunidad "la negociación tiene más dolientes, hay más países involucrados". "Es una iniciativa de la comunidad internacional y la presión de estos países es importantísima para poder coadyuvar el que se pueda llegar a un acuerdo, porque esos países que están promoviendo el diálogo y la negociación son los que pueden levantar sanciones”, afirmó Igor Cuotto, experto en negociación y mediación. "Yo creo que hay sesiones todavía para tratar de generar mayor número de opciones, para tratar de colocar las garantías (…) Hay un tema importante, ¿Cómo va a participar la comunidad internacional en todo esto?, Es decir, en que se ejecute lo que se acordó", dijo a este diario Coutto. POR JESSICA MORALES