Haz tu denuncia aquí

Estalla batalla en el Congreso

Los Opositores tomaron las instalaciones; la policía las recuperó más tarde

MUNDO

·
HONG KONG. La policía antidisturbios de Hong Kong retomó en la madrugada de hoy (martes) el control del Parlamento local asaltado horas antes por manifestantes, en una jornada de caos sin precedentes que coincidió con el 22º aniversario de la transferencia de soberanía de la excolonia británica a China. Los manifestantes que tomaron el Parlamento ayer por la noche, huyeron antes, de que la policía ingresara y mientras las unidades antimotines lanzaban gases lacrimógenos contra otros grupos que se encontraban en las adyacencias. Los manifestantes antigobierno habían ocupado el principal recinto del Parlamento, pintado gratifis en sus paredes y desplegado una bandera de la época colonial británica en el podio. Decenas de personas enmascaradas irrumpieron en los recintos tras abrirse paso en el edificio rompiendo ventanas de vidrio, cantando consignas y pintando de negro el escudo de la ciudad. En medio de esta situación inédita para la habitualmente calmada Hong Kong, la policía advirtió que pasada la medianoche se aprestaba a recuperar el control del edificio con el uso de la fuerza en caso de ser necesario. El Parlamento ha sido el foco de las manifestaciones de las últimas semanas contra un proyecto de ley del gobierno para autorizar las extradiciones a China continental. La jefa del Gobierno local de Hong Kong, Carrie Lam, condenó el "extremo uso de la violencia y el vandalismo" por parte de los manifestantes que asaltaron este lunes la sede del Parlamento de la ciudad. En una conferencia de prensa convocada a las 4:00, hora local, Carrie Lam confió en que "la sociedad honkonesa vuelva a la normalidad lo antes posible". AFP Y EFE