Haz tu denuncia aquí

México, con socios antagónicos

Eduardo del Buey dijo a este medio que Trump y Trudeau son dos líderes completamente diferentes y que llegaron al poder por el impacto de sus mensajes

MUNDO

·
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, son líderes completamente opuestos, pero tienen mucho en común, más que ser socios de México en el renegociado Tratado de Libre Comercio de América del Norte. "El fenómeno entre ambos líderes es que fueron elegidos por dos países con una frontera contigua, con 70 por ciento de la población canadiense anglófona y con muchos nexos culturales, pero con perspectivas distintas, dijo a El Heraldo de México, Eduardo del Buey, exvocero de la ONU. "Estadounidenses y canadienses votaron por dos líderes totalmente diferentes, con valores, con mensajes, estilos, ¡todo! Totalmente opuestos ese es el fenómeno y es muy interesante para México, conocer a sus socios”, resaltó. Por ejemplo: Trump estaba a punto de firmar el rechazo del nuevo TLC y su secretario de agricultura, George Sonny Perdue, "llegó a la Casa Blanca con un mapa de EU y demostró el impacto político que tendría sobre los empleos en cada estado la disolución de ese acuerdo y eso fue lo que convenció a Trump de no hacerlo", aclaró. A la pregunta de: ¿Cómo se puede trabajar con una gente como Trump, si todo el tiempo está amagando? Respondió: "Los americanos han sido así desde principios del último siglo, lo mismo con el TLC. Con gente como (Barack) Obama, (George) Bush y (Bill) Clinton en el poder, los americanos llevaban a los países a los tribunales e intentan cambiar y presionar para que se haga lo que ellos quieran". Del Buey, exportavoz también de la OEA, destacó en la charla que Trudeau no es muy conocido en México, por lo tanto es interesante ver como realizó su campaña totalmente positiva, y por el contrario Trump totalmente negativa. Del Buey, quien está presentando su libro: Trump vs. Trudeau, discursos opuestos aclaró "la eficiencia entre ambos mandatarios tuvo que ver con el uso de los medios de comunicación y el modo contundente de utilizar sus mensajes. "Tomado en consideración, quién es su público, que les emociona, cómo se les formula una política que se conecte a nivel emocional, cómo hacen sus mensajes breves y contundentes que cuando la gente salga de un mitin tenga un mensaje claro y convincente”, dijo. En 2016, Trump arrancó su campaña con un slogan que decía: "Volvamos hacer grande a los Estados Unidos". Hoy la nueva frase es: "Mantengamos grande a los Estados Unidos". En tanto, Trudeau, joven e hijo de un premier que fue una gran estrella mundial, llegó con su mensaje "Caminos soleados", vamos hacer una campaña de amor, dijo. "Mis oponentes son mis vecinos no mis enemigos", recordó el diplomático. Hizo una campaña positiva que llamó la atención de los canadienses, porque era lo opuesto a lo que ofrecía (el premier Stephen) Harper. Prometió ser un político diferente, ser feminista y cambiar el sistema electoral británico a uno de representación proporcional para la reconciliación con los indígenas. "Pero lo peor que puedes hacer es mentirle a tu público", sentenció Del Buey. LA DIFERENCIA "Trump prometió una serie de cosas, le quieras o no le quieras, él puede decir a sus seguidores 'he cumplido. El Congreso no me ha dado e dinero para el muro, pero he hecho todo lo que he podido'. Y sus seguidores dicen este es nuestro Presidente”, dijo el exvocero. En lo que respeta a Trudeau, este año ha tenido un problema por acusaciones de fraude y soborno, lo que dañó seriamente su imagen y su gobierno. Y demostró varias cosas destacó el exvocero: "que no era un político nuevo, que no era tan feminista y que no iba a cambiar el sistema político ". Finalmente, Del Buey dice que su nuevo libro le va a dar a lector mexicano, un conocimiento mejor de como funciona Canadá, cómo llegó Trudeau al poder y cómo manejó sus comunicaciones. Además, de cómo funcionan los medios en EU y cómo Donald Trump los manipuló. Por ISRAEL LÓPEZ GUTIÉRREZ Y JOSÉ CARREÑO FIGUERAS