Haz tu denuncia aquí

Bolsonaro arma a los periodistas

el requisito es declarar tener necesidad de uso y contar con más de 25 años

MUNDO

·
BRASILIA. Políticos, camioneros y hasta periodistas que cubran asuntos policiales podrán portar armas en Brasil, según un decreto publicado ayer en el Diario Oficial, que amplía la lista de personas que podrán circular armadas por las calles del país. El decreto fue firmado por el presidente Jair Bolsonaro quien argumentó que el porte de armas se limitaría a cazadores y socios de clubes de tiro, a fin de que puedan dirigirse a sus centros de práctica con sus fusiles o pistolas cargadas. Dicha medida responde a sus promesas de campaña de relajar las leyes sobre armas de fuego. Además se extenderá a políticos elegidos para algún cargo público, camioneros, abogados, agentes de tránsito, empleados de empresas de transporte de valores. De acuerdo a la nueva definición establecida por el gobierno, armas de fuego clasificadas como "cortas" y que usen munición común, como las pistolas 40, 45 y 9mm pueden ser compradas y cargadas por todos los ciudadanos seleccionados, un uso que antes era restringido a las Fuerzas Armadas y policiales. La orden ejecutiva elevó el límite a la compra de municiones de 50 a 5 mil cartuchos para armas permitidas y mil cartuchos por año en el caso de armas restringidas. Del mismo modo, el decreto libera la importación de municiones y armas para todas las personas autorizadas a portarlas, aunque solo después de que las operaciones sean aprobadas por el Comando del Ejército, que junto con la Policía Federal estará a cargo de la fiscalización de todo lo relativo a los permisos. Para obtener el derecho al porte, los interesados deberán presentar una "declaración de efectiva necesidad", tener al menos 25 años de edad, carecer de antecedentes penales y comprobar "idoneidad moral", "psicológica" y "capacidad técnica" para su uso. Según Bolsonaro "la seguridad pública comienza dentro de casa" y el decreto garantizará "el derecho individual de que cada quien que quiera tener y portar un arma de fuego lo pueda hacer", siempre y cuando se atenga a los límites legales. El madatario aseguró que esa medida le permitirá a la sociedad ejercer "la autodefensa" frente a una violencia que cada año causa en el país unas 60 mil muertes, según datos oficiales. Desde que asumió el poder en enero, Bolsonaro ha firmado decretos que podrían eliminar muchas protecciones de los derechos civiles LGBTQ y abrir la selva amazónica y otras áreas ambientalmente delicadas a la explotación comercial. Por Redacción El Heraldo de México  oos