Haz tu denuncia aquí

Aceptan que hubo presión a Ucrania

el jefe de gabinete: normal pedir favor a cambio de algo

MUNDO

·

WASHINGTON. Mick Mulvaney, jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, reconoció ayer que el presidente Donald Trump retuvo 391 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania en parte para presionar a Kiev a que investigue una cuestionada teoría conspirativa sobre la elección presidencial de 2016 en Estados Unidos.

Trump y funcionarios de su gobierno negaron durante semanas haber exigido un quid pro quo (hacer un favor a cambio de algo) para entregar la ayuda, un tema clave dentro de una controversia que desencadenó una investigación para un juicio político. También solicitó a Ucrania que investigara a Joe Biden, rival político, y a su hijo Hunter, quien había sido parte del directorio de una compañía de energía ucraniana.

Un periodista le dijo a Mulvaney que lo que describía era un favor a cambio de algo. "Hacemos eso todo el tiempo en política exterior", respondió.

Renuncia Perry

El secretario de Energía de EU, Rick Perry, comunicó ayer al presidente Trump, que abandonará pronto su cargo, en un momento de creciente polémica sobre su papel en las presiones de la Casa Blanca a Ucrania.

Perry avisó a Trump de su renuncia en el avión presidencial que llevaba al mandatario a Texas, aunque la dimisión no tiene un efecto inmediato.

Con información de agencias Reuters y AP

Por Redacción de El Heraldo de México

eadp