Se intensifica la ola de violencia

Por segundo día continuo, los independentistas se manifestaron contra la condena de sus líderes

MUNDO

·

BARCELONA. Por segunda noche consecutiva, ayer se registraron enfrentamientos violentos entre policías y manifestantes que denuncian la condena de varios de sus líderes a elevadas penas de cárcel por el Tribunal Supremo español.

Miles de personas participaron en vigilias cerca de oficinas públicas en cuatro provincias de Cataluña. Pero fue en Barcelona, donde la policía arremetió contra manifestantes, luego de que ellos lanzaran petardos y objetos contra los agentes y patearan los cercos.

Los manifestantes cantaron el himno catalán, corearon consignas como "Las calles serán siempre nuestras" e "independencia", y tacharon a la policía española de "fuerza de ocupación" y la exhortaron a irse de Cataluña. También levantaron barricadas improvisadas con basureros y pilas de cartones a las que prendieron fuego. De acuerdo con las autoridades unas 400 mil personas se reunieron en Barcelona.

Asimismo, informaron que tres personas fueron arrestadas y más de 170 resultaron heridas, incluyendo unos 40 policías y un manifestante perdió un ojo. La autoridad del aeropuerto dijo que se cancelaron 110 vuelos el lunes pasado y 45 ayer.

La mayoría de las manifestaciones improvisadas son en respuesta a una campaña en línea convocada por "Tsunami Democrático", un grupo que usa aplicaciones celulares de mensajes codificados para convocar a eventos pacíficos de desobediencia civil, estos ya están siendo investigados.

Por otra parte, el expresidente del Gobierno de la región de Cataluña, Carles Puigdemont, perdió ayer su acceso a la sede del Parlamento Europeo, edificio al que hasta ahora podía acudir como invitado de un eurodiputado, en la primera consecuencia tangible de la orden de detención activada ayer por la Justicia española.

 

 

 

Con información de agencias AP, EFE Y AFP 

Por Redacción de El Heraldo de México

eadp