Haz tu denuncia aquí

Protestan a la puerta de sus casas

Juan Guaidó se sumó al rechazo contra régimen del chavista Nicolás maduro

MUNDO

·
CARACAS. Silbatos, bocinas de automóviles y gritos que exigían "libertad" rompieron el miércoles el silencio y la atípica normalidad que imperó en las calles y avenidas de Venezuela durante los dos primeros días de esta semana, en medio del conflicto político que enfrenta ese país. Ciudadanos que rechazan a Nicolás Maduro, volvieron a las calles. Hicieron un alto en su trabajo y en sus actividades diarias para manifestar a las puertas de sus casas, de sus oficinas y de hospitales en respaldo a las iniciativas emprendidas por la Asamblea Nacional, como la promoción de la Ley de Amnistía y Garantías Constitucionales para los civiles y militares.
"No hay comida ni medicina, por favor, déjenlas entrar a Venezuela", dijo a las afueras del hospital de niños JM de los Ríos en Caracas, Omaira Montero, madre de un paciente que falleció por no haber logrado ser atendido en terapia intensiva.
En la protesta que se desarrollaba en las inmediaciones del Hospital Universitario de Caracas, se presentó el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, . A las afueras de este centro asistencial que no ha escapado de la crisis dijo que "hay una coalición internacional que se va a formar, para atender la emergencia humanitaria". En este escenario, Guaidó calificó como “una muy buena conversación”, la que sostuvo con el presidente de los Estados Unidos horas antes. A través de su cuenta en Twitter, el presidente del parlamento venezolano ya había informado que mediante una llamada, Donald Trump le reiteró su respaldo   [caption id="attachment_452232" align="aligncenter" width="600"] Un manifestante sostiene un letrero que dice "Libertad", durante una protesta contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro. FOTO: AFP.[/caption]  
“Nosotros no nos queremos ir del país, queremos que la gente regrese, queremos que estén aquí", señaló Guaidó, haciendo referencia a la medida de prohibición de salida de territorio.
  POR JESSICA MORALES / ESPECIAL jrr