Haz tu denuncia aquí

Jair Bolsonaro pide el apoyo del Congreso

MUNDO

·
RÍO DE JANEIRO. Con una cruzada de valores conservadores, el ultraderechista Jair Bolsonaro, fue investido ayer como nuevo presidente de Brasil, prometiendo combatir la criminalidad, la corrupción y las ideologías de izquierda. "Convoco a cada uno de los congresistas a ayudarme en la misión de restaurar y volver a erguir a nuestra patria, liberándola definitivamente del yugo de la corrupción, la criminalidad, la irresponsabilidad económica y la sumisión ideológica", proclamó Bolsonaro, de 63 años, convertido en el 38º presidente de la mayor potencia latinoamericana. El excapitán del Ejército propuso un "pacto nacional (...) en la búsqueda de nuevos caminos para un nuevo Brasil". Bolsonaro, que durante sus casi tres décadas como diputado tuvo varios exabruptos racistas, misóginos y homófobos, se dijo decidido a "construir una sociedad sin discriminación ni división". El ultraderechista venció con 55% de los votos.   Por AFP