Haz tu denuncia aquí

México, más obeso: FAO

en el país, 28.4% de los adultos tienen obesidad; en el mundo hay más hambre

MUNDO

·
El número de personas que sufre hambre aumentó en América Latina y el Caribe por tercer año consecutivo, mientras que en México la cifra de personas con obesidad creció en 3.8 millones (19 por ciento), reveló un reporte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). De acuerdo con el informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, México ocupa el sexto lugar de 150 naciones en personas mayores de 18 años de edad con obesidad. Entre 2012 y 2016, el número de adultos obesos pasó de 20.5 a 24.3 millones, es decir, de 26 a 28.4 por ciento de la población mexicana. Estados Unidos es la nación con más personas en esa condición en todo el mundo, con 93.8 millones; les sigue China con 72.9; Brasil, con 33.1; India, 31.8; Rusia, 29.3, y México con 24.3.   En Latinoamérica, uno de cada cuatro habitantes de la región enfrenta esta condición, una tendencia que ha crecido en los últimos 20 años, especialmente en zonas donde se consume más comida procesada. "Es una epidemia que a pesar de las alertas reiteradas (...) continúa fuera de control", dijo el representante regional de la FAO, Julio Berdegué. Según el informe, hay un vínculo entre la inseguridad alimentaria y el sobrepeso y la obesidad, debido al costo de los alimentos. "Cuando comienzan a escasear los recursos de los hogares destinados a la alimentación, las personas eligen alimentos menos costosos que, a menudo, tienen una alta densidad calórica y un bajo contenido de nutrientes". Los cambios en el clima son una de las principales causas del aumento del hambre en el mundo en 2017, sufrida por 821 millones de personas, según el reporte de la ONU. "Los cambios en el clima ya están debilitando la producción de los principales cultivos en regiones tropicales y templadas", afirma la FAO. El informe da cuenta de que el número de personas que padece hambre ha crecido en los últimos tres años, volviendo a situarse en los niveles de hace una década. En 2016, sumaban un total de 804 millones, ahora 820.8 millones. Así, la prevalencia de la subalimentación escaló de 10.7 por ciento de la población mundial en 2014 a 10.9 por ciento en 2017, mientras que en América del Sur creció de 4.7 a 5 por ciento. Para la ONU, el aumento del hambre en esta región se puede explicar por "la persistencia de los precios bajos para la mayoría de productos básicos exportados, especialmente el crudo", que han mermado los recursos financieros para importar alimentos y dejado a los gobiernos con menos ingresos . "Estamos preocupados por el deterioro de la situación en América del Sur", dijo Dominique Burgeon, director de urgencias de la Organización de la FAO, citando especialmente Venezuela, sumida en una grave crisis económica. En América Central, Burgeon destacó el "corredor seco" entre Nicaragua, Guatemala y El Salvador, "donde la probabilidad de un fenómeno climático como El Niño, con una multiplicación de sequías, aumenta cada día un poco más". No obstante, la crisis alimentaria más aguda se registra en Yemen, donde 35 por ciento de la población está subalimentada. POR AFP Y REUTERS