Haz tu denuncia aquí

Jueza detiene separación de familias en la frontera entre México y EU

Ordenó que el gobierno reúna a los niños migrantes con sus padres en 30 días

MUNDO

·
WASHINGTON. La jueza federal de San Diego, Dana Sabraw, emitió una orden judicial preliminar a solicitud de la Union de Libertades Civiles de America (ACLU, por sus siglas en inglés), pidiendo que todos los niños afectados por la política de inmigración de "tolerancia cero" de la administración Trump se reúnan con sus padres dentro de 30 días. En una opinión duramente redactada, la Jueza Sabraw escribió que "los hechos expuestos ante la Corte representan un gobierno reactivo: respuestas para abordar una circunstancia caótica de la propia creación del gobierno". Ellos desmienten el gobierno medido y ordenado, que es central para el concepto del debido proceso consagrado en la Constitución". De esta forma la jueza federal ordenó el fin de la mayoría de las separaciones familiares en la frontera con México y la reunificación de todas las familias separadas en la primera gran reprimenda a la administración Trump durante el furor por las separaciones familiares en la frontera. La jueza Sabraw, con tribunal en San Diego, California, también ordenó devolver a los menores de 5 años a sus padres en un máximo de 14 días, según la orden judicial. Desde que Estados Unidos inició en abril pasado su polémica estrategia de "tolerancia cero" contra la inmigración, suspendida la semana pasada por las enormes críticas recibidas, el gobierno de Trump separó de sus padres a 2,575 menores de edad, de los que tan sólo 522 han vuelto con sus progenitores. El fallo de Sabraw tiene su origen en una demanda que interpuso la ACLU a favor de una niña congoleña de 7 años separada de su madre y de un menor brasileño de 14, también separado de su progenitora. SE HUNDE PROPUESTA El proyecto de ley de reforma migratoria que tenía el apoyo del presidente Trump se hundió ayeren la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense, en un escenario marcado por el quiebre de la bancada conservadora. Trump se había comunicado telefónicamente en la jornada con líderes del Partido Republicano para garantizar la posición de la bancada, pero el proyecto tuvo apenas 121 votos a favor y 301 en contra. Todos los legisladores del Partido Demócrata votaron en contra, pero la suerte del proyecto quedó sellada con la división insalvable entre los legisladores conservadores a pesar de los esfuerzos del gobierno. Este proyecto de ley era considerado un texto de consenso entre los dos partidos, pero la fisura entre los conservadores provocó el hundimiento por considerar que la iniciativa no era lo suficientemente dura. El texto reducía el número de inmigrantes admitidos al país, mantenía la mano dura con la inmigración ilegal, reforzaba el control fronterizo y reservaba recursos para construir un muro en la frontera con México. Ofrecía una solución duradera a la situación de jóvenes inmigrantes llegados al país aún siendo niños (dreamers), un contingente que se estima en 800 mil personas. votos en contra obtuvo el proyecto. Por EFE, NOTIMEX Y AFP