Haz tu denuncia aquí

Identifican restos de mexicana fallecida en avionazo en Cuba

MUNDO

·
La Habana.- Los cuerpos de dos argentinos, una mexicana y un saharaui-español que figuran entre las 111 víctimas del accidente aéreo del pasado viernes en La Habana fueron identificados en las últimas horas, informó hoy una fuente oficial. Se trata del matrimonio argentino de turistas formado por Beatriz Cifuentes y Oscar Hugo Almaras, el saharaui Mohamed Hach (también con nacionalidad española) y la turista mexicana Isela Savala, cuatro de los once extranjeros fallecidos en el siniestro del vuelo DMJ-972 de Cubana de Aviación que se estrelló poco después de despegar del aeropuerto de la capital. El resto de los muertos en el accidente eran todos cubanos (100), más de la mitad de ellos originarios de la provincia de Holguín (casi 700 kilómetros al este de La Habana), adonde se dirigía el vuelo. Con este avance, de las víctimas extranjeras sólo quedaría por identificar oficialmente la sobrecargo mexicana Abigail Hernández, una de los seis miembros de la tripulación del aparato. Ayer lunes ya fueron reconocidos los cuerpos de los restantes cinco tripulantes y el otro varón de origen saharahui fallecidos en el siniestro. El director del Instituto de Medicina Legal de La Habana, Sergio Rabell, explicó en una rueda de prensa que la pareja argentina será incinerada y sus cenizas enviadas posteriormente a su país de origen, mientras que en el caso de los restos de los dos saharauis su repatriación está "en proceso de trámite". Rabell precisó que tanto en el caso de los extranjeros como de los cubanos son las familias -o las embajadas, por delegación- las que deciden si quieren cremar los cuerpos en La Habana o prefieren trasladar los restos íntegros a su lugar de origen. Hasta el momento los forenses cubanos han identificado a 58 de las 111 víctimas del accidente, al que sólo sobrevivieron dos mujeres que se encuentran internadas en un hospital de la capital. El director del Instituto de Medicina Legal reiteró que los especialistas trabajan sin descanso y comentó que médicos y expertos de otros lugares del país se han ofrecido a relevar a sus compañeros de La Habana si fuera necesario. Las autoridades cubanas, con apoyo de expertos llegados desde México, Estados Unidos y Europa, investigan las causas por las que el Boeing 737, propiedad de la compañía mexicana Global Air y arrendado por Cubana de Aviación, se estrelló minutos después de despegar desde el aeropuerto de La Habana. SOBREVIVIENTES SIGUEN EN ESTADO CRÍTICO  Las dos mujeres cubanas que sobrevivieron al accidente aéreo del pasado viernes en La Habana, en el que murieron las restantes 111 personas a bordo, permanecen hospitalizadas en estado crítico extremo con alto riesgo de complicaciones. Maylén Díaz, de 19 años, y Emiley Sánchez, de 39, fueron rescatadas con vida de los restos del avión siniestrado y desde entonces se encuentran ingresadas en el hospital Calixto García de La Habana, donde las atiende un amplio equipo médico multidisciplinar. Pese a la gravedad de su estado, "es muy bueno que sigan batallando, cada minuto es muy bueno porque nos permite intervenir" para tratar los problemas existentes y diagnosticar con antelación posibles complicaciones, dijo hoy a la prensa el director del centro hospitalario, Carlos Martínez Blanco. Al siniestro había sobrevivido una tercera joven cubana, Grettel Landrove, de 23 años, quien falleció el lunes en este mismo hospital. Las dos supervivientes presentan lesiones distintas, por lo que el pronóstico de Maylén Díaz, quien no tiene quemaduras pero sí graves traumatismos por la violenta colisión, es "reservado", mientras que el de Emiley Sánchez es "desfavorable" por la magnitud de las quemaduras sufridas, que cubren el 41 % de su cuerpo y son profundas (hipodérmicas) en el 34 % del mismo. Ambas responden a estímulos, están conscientes y el martes se les empezó a alimentar por vías enteral y parenteral, aunque hay momentos en que deben permanecer sedadas para que los médicos les puedan efectuar los procedimientos necesarios. El vuelo DMJ-972 de Cubana de Aviación que se dirigía a Holguín (casi 700 kilómetros al este de La Habana) se estrelló el viernes con 113 personas a bordo minutos después de despegar de la capital por causas que aún se investigan. El aparato siniestrado pertenecía a la compañía mexicana Global Air, a la que las autoridades de México han suspendido temporalmente las operaciones mientras se dilucida lo ocurrido. Los fallecidos son 100 cubanos y once extranjeros, de los que siete eran mexicanos -incluyendo a los seis miembros de la tripulación-, dos argentinos y dos saharauis, uno de ellos también con nacionalidad española. POR EFE