Haz tu denuncia aquí

EU apresura su mudanza

MUNDO

·
WASHINGTON. Estados Unidos inaugurará su embajada en Jerusalén en mayo de 2018, para que coincida con el 70 aniversario de la fundación del Estado de Israel, revelaron fuentes oficiales estadounidenses. La fecha anunciada implica una considerable aceleración de los planes. Anteriormente el vicepresidente Mike Pence había dicho que la inauguración tendría lugar a fines de 2019, y el secretario de Estado, Rex Tillerson, opinó que ello tardaría años. Ayer, en declaraciones al diario USA Today, el subsecretario de Estado para Diplomacia Pú- blica y Asuntos Públicos, Steve Goldstein, dijo que el plan es abrir la embajada el 14 de mayo — Israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948—. "Estamos sopesando esa fecha como una posibilidad, pero la seguridad de los marines y de otra gente que trabaja allí o visita el lugar es primordial", afirmó. De acuerdo con el funcionario, el plan de seguridad del edificio ya fue aprobado por el propio secretario Tillerson. La intención de Washington es trasladar la oficina del embajador estadounidense en Israel, David Friedman, desde su actual ubicación en Tel Aviv a un edificio adquirido en 2014 por Estados Unidos en Jerusalén, y que es conocido popularmente como "The diplomat hotel". En este edificio es donde, el próximo 14 de mayo, puede comenzar a operar una pequeña delegación de la misión diplomática, compuesta por el propio embajador y un equipo de entre cuatro y cinco funcionarios. El magnate de los casinos y habitual donante del Partido Republicano, Sheldon Adelson, se ha ofrecido a correr con parte de los gastos del polémico traslado. El cambio de la embajada, anunciado por el presidente Donald Trump en diciembre, fue considerado una afrenta por millones de musulmanes y, de hecho, provocó una oleada de amenazas contra los intereses estadounidenses por parte de grupos como Hamás, que llegó a invocar una tercera Intifada. Numerosos países y organismos internacionales han pedido a la Casa Blanca que reconsidere su postura ante la posibilidad de que el traslado provoque una escalada de tensión algo que la Casa Blanca rechazó. "ES UNA PROVOCACIÓN" La dirección palestina calificó ayer como una "provocación" la decisión estadounidense de trasladar en mayo la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, y consideró que la administración Trump se volvió un obstáculo para la paz. Los palestinos conmemoran cada año el 14 de mayo como la "Nakba" (la catástrofe en árabe), sinónimo de éxodo para los cientos de miles de personas que abandonaron sus hogares por la primera guerra israelo-árabe que siguió a la creación de Israel. "Hacer coincidir la fecha con la Nakba es una provocación para los árabes, los musulmanes y los cristianos", dijo el número dos la Organización para la Liberación Palestina (OLP), Saëb Erakat. POR AP, AFP Y EFE