Haz tu denuncia aquí

Migrantes muestran desesperación ante infranqueable frontera de EU

MUNDO

·
La desesperación y molestia cundía este jueves entre miembros de la Caravana Migrante que viajó desde Honduras con la determinación de llegar a Estados Unidos, organizando una manifestación en plena frontera mexicano-estadounidense para salir de su hacinado albergue y desafiar las amenazas del presidente Donald Trump de cerrarles las puertas. Hastiados tras una noche de lluvia que empapó sus colchonetas instaladas a la intemperie, los miles de centroamericanos de la Caravana, en su mayoría familias hondureñas con niños, amanecieron con una sola idea en mente: salir del cada vez más incómodo albergue que ocupan hace varios días en un desfavorecido barrio de Tijuana, al ras de la frontera estadounidense. Tras un maratónico viaje de más de un mes desde San Pedro Sula, ya suman cuatro mil 730 los migrantes hacinados en este albergue, pero en todo el estado de Baja California se han concentrado más de seis mil, según cifras oficiales. Negándose a hacer las largas filas para acceder a un desayuno en el albergue, cientos de migrantes enfurecidos emprendieron el camino hacia el cercano puente fronterizo El Chaparral para protestar. "¡Vámonos de una a la frontera! Ahí podemos presionar a Trump. En el albergue solo estamos perdiendo el tiempo y las fuerzas", gritaba desde un megáfono Carlos Rodríguez, un hondureño de la caravana. "Hoy es un día especial, de acción y gracias en Estados Unidos (Thanksgiving). No nos van linchar", decía entre aplausos y gritos de la muchedumbre enardecida. Algunos incluso iban dispuestos a cruzar la frontera a la fuerza. "Yo me voy hoy mismo para el otro lado, por un puente o por un rincón yo me voy a meter. No importa cómo pero ya no podemos seguir aquí", dijo a la AFP Elvin Perdomo, un hondureño que viaja solo con su pequeño hijo. POR AFP cfe