Colombia y ONG Noruega firman convenio para educar a 4 mil 500 miembros de FARC

MUNDO

·
  BOGOTÁ.- El Ministerio de Educación colombiano y la ONG Consejo Noruego de Refugiados firmaron hoy un convenio para que unos 4 mil 500 miembros de las FARC y 4 mil 000 personas que viven en las 26 zonas veredales, donde los integrantes de la guerrilla hacen su tránsito a la vida en sociedad, reciban educación de calidad.
Esperamos que estas personas puedan acceder a mejores oportunidades y al final reconocer que la educación es un eje central en todo este proceso de consolidar la paz en nuestro país", aseguró el viceministro de Educación Preescolar, Básica y Media, Pablo Jaramillo, citado en un comunicado de su despacho.
El proyecto tendrá un costo de 7,000 millones de pesos (unos 2,3 millones de dólares), de los cuales la embajada de Noruega invertirá 4.500 millones de pesos (1,5 millones de dólares); el Gobierno colombiano 2.000 millones de pesos (669.669 de dólares), y otras entidades, 500 millones de pesos (167.417 dólares). El objetivo del programa es identificar las necesidades educativas de las zonas que se verán beneficiadas para luego atenderlas con estrategias pertinentes y de alta calidad que permitan cerrar brechas educativas entre los sectores urbanos y rurales.
Estamos seguros de que llegaremos con educación de calidad a las regiones y de que haremos un trabajo que permita consolidar la meta de hacer de Colombia la mejor educada de América Latina", añadió Jaramillo.
El proceso tendrá 118 tutores, contratados por la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD) y por el Consejo Noruego de Refugiados (CNR), que ejecutarán procesos educativos de alfabetización en cuatro ciclos desde el inicio de la primaria hasta el último grado de la secundaria. "Este trabajo articulado (...) es una muestra clara de que sí es posible el trabajo conjunto y coordinado y es una lección aprendida de cómo avanzar con sinergia en acciones concretas que tengan impacto inmediato en la construcción de la paz", aseguró la consejera Política de la Embajada de Noruega, Idun Tvedt. POR EFE