Aumenta a 12 muertos y 78 heridos saldo por incendio en Londres

Aumenta a 12 muertos y 78 heridos saldo por incendio en Londres
Aumenta a 12 muertos y 78 heridos saldo por incendio en Londres
Aumenta a 12 muertos y 78 heridos saldo por incendio en Londres
Aumenta a 12 muertos y 78 heridos saldo por incendio en Londres
Aumenta a 12 muertos y 78 heridos saldo por incendio en Londres
Aumenta a 12 muertos y 78 heridos saldo por incendio en Londres
 

Actualización del incendio en Londres


 
Autoridades de Londres actualizaron la cifra de muertes y a 78 la de heridos durante un incendio un edificio residencial de 24 pisos a al menos a 12 personas y causó lesiones a decenas, informó la policía. Testigos dijeron haber visto a algunos residentes arrojar bebés y niños con las ventanas a la gente en la acera en un intento desesperado por salvarlos de las llamas. En una comparecencia ante los medios, el comandante Stuart Cundy señaló que continúa en marcha la "compleja operación" para buscar y rescatar a las personas que quedaron atrapadas. El incendio en la torre Grenfell, un inmueble en el oeste de la capital británica de 24 plantas y con 120 viviendas.  
https://twitter.com/SadiqKhan/status/874921100089733120
El servicio de ambulancias de Londres informó de que el suceso ha dejado al menos 78 heridos, 18 de los cuales continúan en estado crítico. La policía indicó que no ha establecido por el momento el número de personas desaparecidas que podrían haber fallecido en el incendio, al tiempo que subrayó que no espera hallar a nadie más con vida en el interior de la torre. Cundy detalló que se han recibido cientos de llamadas pidiendo información sobre familiares o amigos que podrían haber quedado atrapados en un edificio en el que había entre 400 y 600 personas cuando se inició el fuego, por causas todavía desconocidas. "Nuestra prioridad son aquellos que sabemos que eran residentes en la torre, pero quizás había otras personas que también estaban durmiendo allí", declaró el mando policial. El director de Seguridad y Garantías de los bomberos de Londres, Steve Apter, dijo por su parte que 65 personas fueron rescatadas durante el incendio, además de las que lograron salir por sus propios medios. Los bomberos han accedido ya hasta la última planta de la torre Grenfell, cuya estructura fue evaluada por un ingeniero que dio su visto bueno al trabajo de los servicios de emergencias. Nick Paget-Brown, primer edil del distrito londinense de Kensington y Chelsea, donde se ubica el inmueble siniestrado, explicó que el Ayuntamiento ha establecido diversos puntos de ayuda para los afectados por el incendio. Paget-Brown agradeció las donaciones de ropa y alimentos que está recibiendo el consistorio para hacer frente a la situación de emergencia que atraviesan muchas familias.

 'Un montón de gente no pudo salir' 

"Estaban atrapados. No podían bajar, sobre todo desde los pisos superiores (...) la gente se quemó", dijo un testigo, Daniel, a la radio BBC de Londres. "Lo vi con mis propios ojos. Y vi gente saltar", añadió. Hanan Wahabi, de 39 años, dijo a la AFP que se escapó con su marido, su hijo, de 16, su hija, de 8, pero teme por su hermano y su familia que viven en el piso 21. "La última vez que lo vi estaban en la ventana, su mujer e hijos", dijo sentada fuera del centro comunitario Rugby Portobello. "No escuché nada de ellos desde entonces, el teléfono no pasa, la línea fija tampoco. Eso fue hacia las 02H00 (01H00 GMT), indicó. Eddie, de 55 años, residente en la planta 16, dijo que corrió fuera de su vivienda con una toalla cubriéndole la cara por el humo. "No se podía ver nada. Sólo corrí para bajar las escaleras. Un montón de gente no pudo salir del edificio", dijo. Otro testigo llamado Jody Martin dijo a la BBC que logró llegar a la segunda planta en donde había un humo sofocante. "Vi una persona caer, vi a otra mujer sosteniendo su bebe fuera de la ventana, escuché gritos, le grité que bajaran y decían que no podían salir de los departamentos porque el humo era muy espeso en los pasillos", dijo. El comandante Dan Daly, de la London Fire Brigade, subrayó que "los bomberos equipados de aparatos respiratorios trabajan de manera muy dura en condiciones difíciles para controlar este incendio". Varios sobrevivientes lamentaron que se les haya aconsejado permanecer confinados en sus departamentos. "Si hubiésemos seguido esos consejos estaríamos muertos", declaró Nicky Paramesivan a la BBC.

Inevitable

El edificio de viviendas sociales está situado al oeste de la capital, en el barrio North Kensignton, cerca de Sheperd's Bush y Notting Hill. El gestionario de la vivienda llevó cabo una amplia renovación recientemente, que incluyó un nuevo sistema de calefacción y de agua caliente. El costo de los trabajos fue de 8,7 millones de libras (9,9 millones de euros) y terminaron en mayo de 2016. El aspecto exterior fue modernizado con un revestimiento. Según documentos difundidos en internet un colectivo de residentes se había quejado en varias ocasiones estos últimos años del estado del edificio y de los posibles riesgos de incendio. "Nadie quiso hacer caso a todas nuestras advertencias, una catástrofe como ésta era inevitable", publicó en su blog el Grupo de Acción de Grenfgell luego de la catástrofe. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, declaró que estos testimonios plantean "preguntas que esperan respuestas". @AFP  
 
  Varias personas murieron en un incendio en una torre de apartamentos de 27 pisos en el oeste de Londres, según dijo el miércoles la comisaria de bomberos de la ciudad. La comisaria Dany Cotton describió el fuego como un “incidente sin precedentes” y dijo que nunca había visto algo de ese calibre en sus 29 años de carrera. Añadió que los bomberos seguían trabajando y que no podía decir cuántas personas habían muerto. Al menos 30 habían sido trasladadas a hospitales. Horas después de que comenzara el incendio en torno a la 1 de la madrugada, las llamas seguían saliendo por las ventanas en todo el lateral de la Grenfell Tower, en North Kensington. La columna de humo que se alzaba sobre el edificio podía verse a varias millas de distancia. Varias personas en el lugar dijeron que no habían podido contactar con amigos y familiares que estaban dentro cuando comenzó el incendio. En un primer momento no se conocía la causa del suceso. Los vecinos dijeron que parecía haber comenzado en un apartamento de las plantas inferiores antes de extenderse con rapidez hacia arriba. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, escribió en Twitter que se había declarado un incidente grave. Nassima Boutrig, que vive enfrente, dijo que la habían despertado las sirenas y una humareda tan densa que también había llenado su casa. “Vimos a la gente gritar”, dijo. “Mucha gente decía ‘Ayuda, ayuda, ayuda’. La brigada de bomberos sólo pudo ayudar abajo. El fuego subía, subía. No podían parar el fuego”. Boutrig dijo que el hermano de una amiga suya vivía en el edificio con su esposa y sus hijos, y que su amiga aún no había descubierto si estaban bien. Ambulancias y vehículos de bomberos llenaron las calles en torno al edificio, que se encuentra en un barrio diverso de clase trabajadora en Londres. La gente que vivía cerca fue evacuada, algunos con sus mascotas en brazos al marcharse. Varios voluntarios repartían botellas de agua.   [caption id="attachment_29734" align="aligncenter" width="3000"] AFP.[/caption] La policía convirtió una iglesia cercana en un centro improvisado para los evacuados. Al lugar llegó una mujer llorando que buscaba a su hermana, residente en el edificio incendiado. Las autoridades no tenían información que darle. Muchas de las personas en la iglesia de St. Clements estaban en sillas de ruedas y habían sido trasladadas desde edificios cercanos evacuados por los bomberos. En el perímetro policial que rodeaba el edificio, bomberos exhaustos descansaban en el asfalto bebiendo agua de botellas de plástico mientras varios helicópteros sobrevolaban la zona. Cuarenta y cinco camiones de bomberos y 200 bomberos acudieron al lugar, según el cuerpo de bomberos de Londres. El comisario asistente de bomberos Dan Daly describió el suceso como grande y muy serio. “Los bomberos equipados con aparatos de respiración están trabajando muy duro en condiciones muy difíciles para combatir este incendio”, indicó en una entrada en la página de Facebook del cuerpo de bomberos. George Clarke, el presentador del programa "Amazing Spaces", dijo a Radio 5 Live que estaba cubierto de ceniza a pesar de que se encontraba a 100 metros (yardas) del lugar. Comentó que vio personas llamando la atención con linternas desde la parte alta del edificio y que vio a rescatistas "realizando un trabajo increíble” tratando de sacar a la gente. Tim Downie, que vive en la zona, dijo a la Britain’s Press Association que temía que el edificio pudiera derrumbarse. Dijo haber oído sirenas, helicópteros y gritos, y después vio el edificio envuelto en llamas. “Es lo más terrorífico que he visto jamás. Ojalá hayan sacado a todo el mundo”, dijo. “La gente está trayendo agua, ropa, lo que tengan para ayudar”.   Por AP

Compartir