La cuota más baja

Por primera vez, desde 1966, los semifinalistas de este torneo registran la menor cantidad de títulos representados (dos)

FOTO: FIFA
FOTO: FIFA

Una revolución se gesta entre los primeros cuatro países de este Mundial. Los únicos campeones sobrevivientes tras 60 partidos son Francia e Inglaterra que enfrentan a dos que aún no lo logran: Bélgica y Croacia.

Por primera vez, desde 1966, los semifinalistas de este torneo registran la menor cantidad de títulos representados (dos), respecto a otras ediciones organizadas por la FIFA.

Desde hace 52 años, cuando Alemania llegó a la misma instancia como el único campeón del mundo, por encima de Portugal, la entonces URSS y la selección inglesa, los Mundiales tuvieron siempre al menos tres trofeos entre los equipos que peleaban por llegar a la final. Sucedió, por ejemplo, en México 86, cuando los alemanes (dos títulos) y los argentinos (uno) clasificaron como rivales de Bélgica y Francia, que para entonces seguían sin antecedentes de triunfo.

En la edición de Francia 98, de los cuatro equipos participantes en las Semifinales, sólo Brasil destacó entonces como el único ganador sobreviviente del torneo, contando cuatro Copas del Mundo por sí mismo. Holanda, Croacia y Francia, todavía sin coronas mundialistas, fueron acompañantes del Scratch do Oro sin el mismo favoritismo.

Para Alemania 1974, el póker de títulos se sumaron entre alemanes (uno) y brasileños (tres), siendo Holanda y Polonia los únicos aspirantes. En todo este tiempo, hubo dos veces en las que los cuatro clasificados a esta instancia llegaron con al menos un campeonato en su palmarés, y ocurrió en la edición de México 1970, donde la cosecha era de Brasil (dos), Uruguay (dos), Italia (dos) y Alemania; además de Italia 90, con alemanes (dos), ingleses (uno), italianos (tres) y argentinos (dos).

Por otro lado, al igual que en 2006, los equipos semifinalistas de Rusia 2018 pertenecen sólo a Europa. En aquella ocasión, pelearon por la Final Italia, Alemania, Portugal y Francia, que, después de 12 años, es el único que repite. De 1930 a ese año, las selecciones europeas no pudieron ganar un título si no jugaban en su propio continente.

España inició la cosecha en otras latitudes, en Sudáfrica 2010, mientras que Alemania rompió el maleficio sudamericano en Brasil 2014, por primera vez en la historia. En esta edición, con Uruguay y los brasileños eliminados en los Cuartos de Final, las Semifinales serán entre europeos por quinta vez.

De la misma forma, la historia del futbol será testigo del cuarto monarca consecutivos del Viejo Continente (luego de Italia, en 2006; España, en 2010; y Alemania en 2014), en contraste con una de las mayores sequías para los países latinoamericanos, desde el título de Brasil en Corea-Japón 2002. Con sólo dos semifinalistas que ya fueron campeones del mundo —uno de los peores registros desde 1966— la revolución en Rusia 2018 casi llega a su fin. Los antecedentes favorecen a Francia e Inglaterra, aunque, en un torneo lleno de sorpresas, las posibilidades podrán ser las mismas para Bélgica y Croacia.

Por Alberto Aceves

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaFoto: Ana Navarro

Final épica