Usain Bolt; triste adiós para el más grande

El otrora hombre más rápido del mundo cerraba el relevo 4x100 para Jamaica y a unos 50 m de la meta las piernas lo traicionaron

FOTO AFP.
FOTO AFP.

Una lesión en la pierna izquierda fue la causa de un triste adiós para el velocista más grande en la historia del atletismo. Usain Bolt era el hombre encargado de cerrar el relevo 4X100 m para Jamaica en el Mundial de atletismo Londres 2017, lo que sería su última aparición en una pista, tratando de cerrar con ese oro que el pasado sábado le arrebató el estadounidense Justin Gaitlin y su compatriota Christian Coleman.

Usain Bolt se va con el bronce; Gatlin gana

La carrera se desarrollaba con la emoción y la nostalgia de ver la gran figura del jamaicano en la pista, Bolt recibió la estafeta para el cierre y cuando se perfilaba en la recta para tratar de alcanzar a Estados Unidos y Gran Bretaña que iban por delante, la lesión en la pierna puso un triste y doloroso final para la carrera atlética del más grande.

FOTO AFP.

La medalla de oro fue para Gran Bretaña, que con un crono de 37.47 batió al favorito, Estados Unidos (37.52) y a Japón (38.04).

FOTO AFP

 

Un adiós doloroso para tal vez el atleta más grande de todos los tiempos, que se acercó lentamente a la meta acompañado por sus tres compañeros de relevos en la escena más dramática de los campeonatos del mundo.

El público británico, que lloró la lesión de Bolt, encontró consuelo con la victoria de los suyos. Chijindu Ujah, Adam Gemili, Daniel Talbot y Nethaneel Mitchell-Blake lograron la hazaña de batir a un cuarteto que contenía al campeón y al subcampeón del mundo individuales, Justin Gatlin y Christian Coleman.

FOTO AFP.

 

Cuando el juez de salidas español Jordi Roig, que también había empuñado la pistola en el último 100 del jamaicano, efectuó el disparo que ponía en marcha la final de 4×100 metros, las gradas abarrotadas del estadio estallaron en un rugido atronador.

El clamor no perdió un solo decibelio de intensidad hasta que el cuerpo de Bolt dijo basta a media recta. Ahí empezaron a oírse los lamentos, antes de recuperar el entusiasmo al ver que quienes ganaban eran los suyos.

FOTO AFP.

Su trayectoria descomunal -once medallas de oro y 15 en total en Mundiales, ocho (todas de oro) en Juegos Olímpicos- se extinguió este sábado en el mismo estadio de Stratford que cinco años atrás fue el escenario de su segunda exhibición olímpica.

Los Mundiales de Londres 2017 pasarán a la historia, inevitablemente, por un adiós: la despedida del más grande al cabo de diez años majestuosos desde los Mundiales de Osaka 2007, donde, con 21 años, asomó la cabeza con una medalla de plata en 200. Sólo le batió el estadounidense Tyson Gay, que vivió su momento de gloria con el doblete de la velocidad.

Antes, en el 4×100 femenino, la campeona individual, Tori Bowie remató la victoria de Estados Unidos con un tiempo de 41.82, con Gran Bretaña segunda (42.12) y Jamaica tercera (42.19). Allyson Félix batía así el récord de medallas en Mundiales, con 15.

FOTO AFP

Redacción/EFE

¿Te gustó este contenido?