Una tarde llena de bravura

Los toros del hierro de Enrique Fraga permitieron ayer el triunfo de los caballistas y forcados en la Plaza de Toros México

TAURINO. El técnico portugués Pedro
Caixinha apoyó a sus paisanos en el callejón. Foto: PAULINO SANTIAGO
TAURINO. El técnico portugués Pedro Caixinha apoyó a sus paisanos en el callejón. Foto: PAULINO SANTIAGO

Los rejoneadores Jorge Hernández Gárate y Emiliano Gamero cortaron ayer una oreja, pero también compartieron el triunfo con los grupos de forcados: Amadores de Montemor y las de Mazatlán, con grandes pegas a los toros de Enrique Fraga, que en términos generales se prestaron al lucimiento por su bravura, durante la novena corrida de la Temporada Grande en la Monumental Plaza México.

Hernández Gárate escuchó división de opiniones con su primero, toro de arrastre lento, pero con su segundo sobresalió en la colocación de banderillas. Cortó una oreja.

Gamero escuchó pitos tras aviso con su primero, y con el segundo, estuvo voluntarioso en los tres tercios hasta cortar el apéndice.

Sobresalieron las pegas de René y Carlos Tirado.

El colombiano Andrés Rozo dio la vuelta al ruedo con su primer enemigo y fue silenciado con el que cerró la función dominical.

 

Por  HÉCTOR JUÁREZ CEDILLO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaLeón jugará la final ante Tigres, el uno y dos de la clasificación buscarán levantar el trofeo. FOTO: ESPECIAL

Avanza el líder