Un gigante ante Cuba

La Selección Mexicana pasa por encima de los caribeños en el inicio del certamen, en una noche mágica de Uriel Antuna

Uriel Antuna se presentó en el Tri con un triplete. Foto: AFP
Uriel Antuna se presentó en el Tri con un triplete. Foto: AFP

El primer recital de goles de la Selección Mexicana en esta Copa Oro sucedió ante Cuba, en Pasadena, California. A media marcha, el cuadro dirigido por Gerardo Martino borró del terreno de juego a su rival y logró la mayor goleada del nuevo siglo en su debut en este torneo (superando el 6-0, de 2015), para tomar la cima del Grupo A.

La noche fue conquistada por Uriel Antuna, el hombre que, de último momento, se quedó en la convocatoria, tras la lesión de Jorge Sánchez. Tres veces se encontró con el balón suelto en el área cubana y tres veces lo empujó al fondo del arco (2’, 44’ y 80’), en medio de las facilidades defensivas.

Antes de terminar el primer tiempo, Raúl Jiménez entró por el centro del área y venció al portero de derecha (31’); mientras que Diego Reyes, desde la defensa, se sumó al ataque y empalmó el esférico sin marca, tras otro mal rechace de Sandy Sánchez (37’).

Con tranquilidad y sin emplearse a fondo, el Tricolor manejó el partido de principio a fin. Sólo hubo una jugada de los caribeños en la segunda mitad que puso a sufrir a Ochoa.

A diferencia del comienzo, el segundo tiempo marcó un ritmo menos intenso, que puso a prueba la inteligencia de los mexicanos. Principalmente, para romper la barrera defensiva de su rival, mejor acomodado después del descanso.

A pesar de ello, hubo tiempo para el segundo tanto de Jiménez (64’) y otro de Alexis Vega (74’), que puso cifras definitivas en la vapuleada mexicana.

Por Redacción de El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaSENTIMIENTO. Orozco sólo piensa en ganar una medalla de oro en los Juegos de Lima 2019.  Foto: Especial.

Actitud renovada