Un clamor de equidad

Entre llamados a la igualdad salarial, las tetracampeonas del mundo disfrutan su desfile por las calles de Nueva York

EXPECTATIVA. Miles de aficionados se dieron cita para ver a las monarcas del orbe. Foto: AFP
EXPECTATIVA. Miles de aficionados se dieron cita para ver a las monarcas del orbe. Foto: AFP

NUEVA YORK. Entre gritos de USA y llamados a la igualdad de salarios, bajo una lluvia de confeti, la selección femenina de futbol de Estados Unidos, campeona del mundo por cuarta vez, fue celebrada ayer por miles de personas en un desfile en Nueva York.

Las futbolistas, que vestían camisetas negras con la leyenda: Campeonas del mundo bordada en dorado, saludaron a la multitud desde varios camiones que circulaban lentamente por las calles del sur de la ciudad, desde el Battery Park a la alcaldía.

¡Igualdad de salarios!, gritaba la multitud a las jugadoras, mientras que uno de los vehículos llevaba un gran letrero con la leyenda: Los desfiles son geniales, pero la igualdad de salarios es más genial todavía.

Déjenme escucharlos: ¡USA! ¡Igualdad de salarios!, gritaba también el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio.

La selección, festejada a lo largo y ancho de Estados Unidos, se ha convertido también en una gran defensora de la igualdad de salarios entre hombres y mujeres, un asunto que cobra fuerza en la era #MeToo.

La selección femenina está demandando a la Federación de Futbol Estadounidense ante la justicia para que a las jugadoras se les pague de la misma manera que a sus pares masculinos.

El desfile, que duró cerca de una hora, es una tradición de 130 años de La Gran Manzana para rendir homenaje a grandes personalidades.

La jugadora más conocida del equipo, Megan Rapinoe, hizo la icónica pose con la que firma sus goles, al presentar el trofeo de la Copa del Mundo a los enloquecidos aficionados que se agolpaban en las calles.

Este equipo es tan fuerte, tan duro, y tiene tal sentido del humor, que es fantástico, dijo Rapinoe a la multitud en la alcaldía.

Por AFP

¿Te gustó este contenido?