Un Azul minado

Con múltiples bajas por lesión, La Máquina enfrenta al Santos con la obligación de sacudirse la irregularidad

ENTRENAMIENTO. José de Jesús Corona, durante la práctica cementera. Foto:  MEXSPORT
ENTRENAMIENTO. José de Jesús Corona, durante la práctica cementera. Foto: MEXSPORT

Con las bajas por lesión de Elías Hernández y Édgar Méndez, el Cruz Azul recibirá hoy al Santos, en la búsqueda de su tercer triunfo en el Clausura 2019 que le permita dejar atrás la irregularidad.

Es verdad que pasamos por muchos contratiempos que nos hicieron buscar una diferente dinámica, pero estamos mejor que hace algún tiempo en esta parte, señaló el técnico cementero, Pedro Caixinha, quien enfrentará hoy en el Estadio Azteca al equipo con el que se coronó en el Clausura 2015.

Estarán las dos instituciones por las cuales trabajé en México. En Santos en su tiempo, y ahora Cruz Azul. Esta es la tercera (vez que los enfrento). Espero que la tercera sea la vencida; perdimos la primera y empatamos la segunda. Tres resultados diferentes es lo que esperamos, evocó el timonel luso.

La Máquina y los Guerreros llegan al duelo de la Jornada 7 nivelados en fuerzas.Ambas escuadras tienen ocho puntos en la clasifición, con dos triunfos, mismos empates y derrotas; y están parejos en la diferencia de goles (-1).

Sumadas a las lesiones de Hernández y Méndez, el portugués también informó que José Madueña no estará disponible de dos a tres semanas, y tampoco será convocado Gerardo Flores.

Sobre el ubicarse en los puestos de arriba de la clasificación, el estratega cementero aseguró que su equipo no se encuentra ansioso por llegar a la parte alta.

No veo que en un sistema de futbol puedas decir que estás al 100. Si estás al 100 es porque ya no tienes nada más que crecer, y yo creo que los equipos tienen que crecer de manera dinámica, explicó el técnico azul, quien espera que la minada Máquina pueda carburar en el Azteca.

 

Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaDjokovic jugó ayer un
alto nivel ante el argentino Schwartzman. Foto: AP

Es la final esperada