Tiger Woods, a un triunfo de igualar al histórico Sam Snead

Durante más de una década, Tiger Woods libró un divorcio y lesiones para volver al éxito

FOTO: Especial
FOTO: Especial

AUGUSTA, EU. Héroe prácticamente paralizado, campeón de un Major otra vez.

Tiger Woods vino de atrás para conquistar ayer su quinto Saco Verde como campeón de la edición 83 del Masters de Augusta, en el Augusta National Golf Club.

Woods, el ex número uno del mundo, arrancó ayer la ronda final con un score de (-11), a dos golpes de la cima, del italiano Francesco Molinari (-13). Sin embargo, conforme fue pasando la ronda, el estadounidense fue jugando con solidez y paciencia. Birdies de Tiger en el 3, 7, 8, 12, 15 y 16, por cuatro bogeys en el 4, 5, 10 y 18.

Mientras que Molinari cometió errores claves en el 12 y 15 al irse al agua, y hacer dos dobles bogeys que lo sacaron de la contienda.

Tiger firmó una tarjeta con 70, para un global de 275 (-13), uno menos que sus compatriotas Dustin Johnson (68), Xander Schauffele (68) y Brooks Koepka (67), que igualaron en el segundo sitio con 276 (-12).

Por quinta ocasión en su carrera, Woods se calzó el Saco Verde como en las ediciones de 1997, 2001, 2002, 2005 y 2019.

Sólo el hecho de tener la oportunidad de regresar, es una de las mayores victorias que he tenido, dijo Woods, quien ganó ayer el Major 15 de su carrera (el primero en 14 años en el Augusta National desde 2005, y pasaron 11 años desde el último (US Open, 2008).

El jugador más importante de los últimos 30 años, logró también la victoria 81 de su carrera y está una de igualar al máximo ganador de la historia, Sam Snead (82), en el PGA Tour.

Tras el triunfo, Woods cargó a su hijo Charlie, quien tiene 10 años, y abrazó también a su madre y a su hija de 11 años, Sam.

Por su victoria, Woods ganó un premio de 2 millones 70 mil dólares. Ser campeón 22 años después de haber ganado el primer título fue mucho tiempo, agregó el golfista.

En tanto, el amateur mexicano Álvaro Ortiz, primero en jugar este torneo en 40 años desde el profesional Víctor Regalado (1979) y en 55 años, desde el aficionado Juan Antonio Estrada (1964) finalizó en el sitio 36, con un acumulado de 286 golpes (-2). Además, el tapatío fue el primer campeón del Latin American Amateur Championship (LAAC) en librar el corte del Masters en cinco oportunidades.

Aprender de tantos jugadores es un lujo. Ahora voy a buscar torneos e invitaciones. Vienen cosas mejores y hay que estar listo, dijo Ortiz, quien a partir de hoy brinca al profesionalismo.

Por AFP y EFE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaEl sueño paraolímpico nació al competir en las carreras de Spartan Race. FOTO: KATYA LÓPEZ

Por un nuevo sueño